Lunes 21/05/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Buenas y malas noticias en el PSOE: sube la moral… y las cuotas que deben pagar los afiliados. La militancia se agarra a los ‘poderes taumatúrgicos’ del candidato

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Rubalcaba ha subido la moral a los militantes socialistas, que tienen su esperanza –toda- en que recorte las encuestas, desgaste a Rajoy al máximo y consiga evitar la mayoría absoluta del PP. Es la buena noticia que se maneja en el partido. La mala noticia es la crisis.

En concreto, la crisis ha provocado que a los miembros del PSOE les hayan subido la cuota 12 euros, a pagar en un recibo extra en el segundo semestre, a partir del 7 de julio. La ejecutiva ha mandado estos días una circular recordando el recibo, decisión que se tomó en un Comité Federal celebrado el 5 de marzo pasado.

Con ese aumento, el PSOE no va a resolver sus problemas económicos, pero sus 300.000 militantes, le van a aportar unos cuantos millones de euros que siempre vendrán bien.

No se conoce exactamente lo que recaudará, ya que no se sabe con detalle el número de militantes: hace 2 años daban 360.000 militantes, pero hoy en su web no aparece el número, y además un porcentaje significativo no paga las cuotas, morosidad que afecta a todos los partidos.

Moderado optimismo

En cuanto a las elecciones, Ferraz transmite un moderado optimismo desde la proclamación de Rubalcaba como candidato, y así lo ha hecho llegar a todo el aparato del partido por los cauces internos, para que, a su vez, llegue hasta la militancia.

Hay dos datos que la dirección nacional está utilizando: 1) el discurso de Rubalcaba se abre de nuevo al centro izquierda más amplio, y es posible “recuperar votos por la izquierda como se ha hecho en etapas anteriores tan difíciles como ésta”; y 2) el candidato tiene capacidad para desgastar a Rajoy.

Ferraz descuenta que la crisis será un lastre “que hay que intentar salvar como sea”, y da por hecho que el PP tirará del pasado de Rubalcaba, del caso Faisán, y de toda la hemeroteca de la etapa de Felipe González para erosionar su imagen.

Pero el mensaje de Ferraz es: “Ahora hay partido” con Rubalcaba. Antes, no lo había.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··