Viernes 20/10/2017. Actualizado 20:33h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Un moderno CN-235, once ‘quads’, radioteléfonos, visores nocturnos. España suministra material a Mauritania para que vigilen la salida de cayucos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Pese al golpe de estado que sacudió el país magrebí el verano de 2008, España ha firmado con Mauritana un memorándum de entendimiento para entregarle material avanzado para la lucha contra los cayucos. Lo más llamativo, un moderno CN-235 igual a los que utiliza España para la vigilancia marítima.

Esta aeronave, que pertenecía al Ejército del Aire español, tendrá su base de operaciones en Nuakchot, capital mauritana. Allí será donde inicie sus operaciones de vigilancia de la costa para evitar la salida de cayucos con destino a las costas españolas. Los pilotos –militares mauritanos- deberán realizar un curso de instrucción de vuelo en España.

En un principio, en el Plan África 2009-2012 de Exteriores estaba previsto que el avión cedido fuese de la clase C-212 del Ejército del Aire, modelo que está siendo retirado de circulación después de 35 años de servicio. Su sustituto es, precisamente, el CN-235 fabricado por el consorcio EADS-CASA.

Un portavoz oficial del Ministerio de Exteriores ha asegurado a El Confidencial Digital que la semana pasada tuvo lugar la firma del memorándum de entendimiento que ampara el despliegue de este aparato. Pero además, España ha cedido material extra a Mauritania para las labores de vigilancia terrestre de la costa.

Entre otros, Exteriores ha hecho efectiva la entrega al país africano de once vehículos Quad, gafas de visión nocturna y radioteléfonos para comunicaciones. Estos acuerdos fueron refrendados durante la última visita de Miguel Ángel Moratinos a Mauritania del pasado mes de octubre, y la posterior audiencia oficial en Madrid en la que Zapatero recibió a Mohamed Uld Abdelaziz, el polémico presidente mauritano que accedió al poder tras un golpe de estado militar en verano de 2008.

Abdelaziz es un firme aliado de España ya que se ha mostrado muy contundente en sus políticas contra la inmigración ilegal y ha abierto sus aguas a las patrulleras marítimas de la Guardia Civil.

España y Mauritania también han suscrito importantes acuerdos en materia pesquera. Los intereses nacionales en el país africano son muy significativos, ya que el 80 por ciento de los barcos que faenan en los caladeros mauritanos son de procedencia española

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·