Lunes 18/12/2017. Actualizado 11:26h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Una huelga general pactada. Cándido Méndez prometió a su amigo Zapatero por teléfono atacar sólo al Gobierno y no al presidente

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El líder de la UGT, Cándido Méndez, prometió al presidente del Gobierno que no se lanzarían consignas contra él en los diversos actos convocados a lo largo del día de ayer con motivo de la huelga general. Así se explica la ausencia de proclamas como “Zapatero dimisión”.

Ninguno de los dos lo ha ocultado. Es de sobra conocida la amistad que mantienen José Luis Rodríguez Zapatero y Cándido Méndez. Ambos se reúnen con asiduidad en privado y comparten mesa y mantel alejados de los focos y de las cámaras. La convocatoria de huelga general apenas ha alterado esta relación personal: han seguido dialogando.

Según ha podido saber El Confidencial Digital, Zapatero y Méndez han hablado por teléfono en los últimos días. Lo han hecho varias veces y ninguno de los dos ha querido dar a conocer a su entorno más próximo la existencia de estas conversaciones.

Fuentes cercanas al presidente explican que en una de estas llamadas, Méndez se comprometió con Zapatero a que los sindicatos no le atacarían directamente a él. Se harían referencias al Gobierno, eso sí, pero en las consignas de los principales actos sindicales no se citaría el nombre de José Luis Rodríguez Zapatero.

Este ‘pacto’ confirma que Gobierno y sindicatos sellaron con anterioridad que los dos saldrían victoriosos de la huelga general: ni el Ejecutivo se iba a ensañar con el fracaso de la convocatoria, ni las centrales de trabajadores sindicatos han salido a la calle en balde –lea aquí la noticia publicada en ECD-.

De hecho, el Gobierno se limitó a destacar ayer que el consumo eléctrico había disminuido por la huelga, dejando en un segundo plano las cifras de movilización global.

Los sindicatos, por su parte, tampoco lanzaron graves consignas contra Zapatero. En los actos convocados en Madrid sí hubo duras acusaciones contra Esperanza Aguirre y contra Gerardo Díaz-Ferrán. Al presidente no se le mentó.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··