Sábado 21/10/2017. Actualizado 01:01h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

La clave política de la salida de Carlos Ocaña de Hacienda: es el obstáculo para aprobar los compromisos al PNV firmados por Zapatero

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Gobierno y el PNV acordaron a finales de 2010 una serie de compromisos: Zapatero se comprometió a transferir determinadas competencias al País Vasco y, a cambio, los diputados ‘jetzales’ garantizaban la estabilidad del Ejecutivo. Pero este acuerdo ha encontrado un obstáculo: Carlos Ocaña, el secretario de Estado de Hacienda y Presupuestos.

Ocaña se opone, concretamente, a que el Gobierno central transfiera más competencias al País Vasco. Como uno de los máximos responsables de elaborar los Presupuestos Generales del Estado, Ocaña considera que no es de recibo otorgar al PNV este tipo de beneficios para Euskadi.

La oposición del secretario de Estado choca con el plan diseñado por el presidente del Gobierno. Según las fuentes consultadas por El Confidencial Digital, Zapatero tiene firmado un acuerdo con el PNV para completar una serie de transferencias en dos tandas, una por semestre del año, y quiere cumplir lo que acordó con Urkullu.

Es más, la mayoría de Zapatero en el Congreso depende de que la carpeta de transferencias para 2011 se complete. Si es así, el PNV no tiene intención de negociar la aprobación de los Presupuestos Generales de 2012, lo que significaría que el Ejecutivo tendría que prolongar los de este año.

Zapatero, como decimos, no está por la labor y la orden que ha transmitido los integrantes de la comisión bilateral que negocia los traspasos es que se completen todos y cada uno de ellos.

El tapón de Ocaña

Desde hace unos meses, las negociaciones entre Gobierno y PNV tuvieron un punto de fricción. El momento álgido llegó días antes de la campaña electoral, cuando Urkullu amenazó públicamente con romper con Zapatero si Bildu no estaba en las elecciones. No fue el caso.

En ese momento, la negociación para las transferencias también encalló. Desde Economía se negaban a continuar negociando más traspasos. Detrás de esa oposición, explican las fuentes consultadas, se encontraba Carlos Ocaña.

Ahora, su nombre suena con fuerza como futuro presidente de la Comisión Nacional de la Energía. Otros apuntan que su destino será la dirección gnral d la Fundación de las Cajas de Ahorros (Funcas). La vicepresidenta Salgado dice en público que está contenta con el trabajo que está haciendo, pero en el Gobierno hay muchas voces que apuestan por ese cambio. Incluida, añaden las mismas fuentes, la del presidente.

Su salida de la secretaría de Estado de Hacienda y Presupuestos despejaría el camino y suavizaría la negociación PNV-Gobierno para la aprobación de los Presupuestos de 2012.

Las transferencias pendientes

La pasada semana, el Gobierno aprobó el traspaso de cuatro nuevas transferencias: inspección de trabajo, educadores y personal sanitario en prisiones, docentes de la asignatura de Religión y homologación de títulos universitarios.

En total, para cerrar la carpeta correspondiente al primer trimestre quedan varias competencias que, según las fuentes consultadas por ECD, están “pendientes de estudio”. Urkullu lo ha dejado en más de una ocasión claro: si no se cierra la carpeta de 2011 no hay nada que hablar de la de 2012.

Está previsto que los próximos traspasos al País Vasco sean: autopistas de peaje, trenes de Cercanías, propiedad intelectual, archivos bibliográficos y transporte marítimo, fluvial y por carretera.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·