Miércoles 17/01/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Carme Chacón se ha planteado dejar Defensa en cuanto se convoquen las primarias. Hay grave riesgo en las misiones internacionales y no quiere tener que presidir un entierro

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Carme Chacón asumirá a partir del 23 de mayo una nueva condición, la de candidata en las primarias del partido socialista. Y no quiere que a partir de ese momento surjan imprevistos desgraciados que puedan lastrar su futuro. Se ha planteado abandonar el ministerio de Defensa porque es un cargo con graves riesgos y no desea tener que presidir ningún entierro.

Fuentes ministeriales consultadas extraoficialmente por El Confidencial Digital aseguran que en la sede de Castellana 109 ya se da por segura la salida de Carme Chacón de Defensa. Y que su marcha, por voluntad propia, no se alargará en el tiempo mucho más allá del 23 de mayo.

La premisa que manejan en Defensa es que, a partir de ese momento, siempre y cuando no cambie el escenario actual, Carme Chacón se centrará en la campaña de las primarias socialistas.

Sus asesores -principalmente su marido, Miguel Barroso- ya estudian los ‘riesgos’ a los que podría enfrentarse la ministra en su lucha por el liderazgo del PSOE si siguiera al frente del ministerio.

Bajas y funerales de Estado

El principal temor, según las fuentes consultadas en Defensa, es que, en plena ‘campaña’ de las primarias, se produjeran una o varias bajas de militares españoles en alguno de los escenarios en los que España tiene tropas desplegadas. Lo que conllevaría la celebración de funerales de Estado y entierros, con la ministra en primera línea de cobertura mediática.

La única forma de evitarlo, según maneja el equipo de asesores que rodea a Chacón, es la salida “inmediata” de la ministra, poniendo su cargo a disposición del presidente del Gobierno. Y más cuando las tropas españolas afrontan uno de los momentos más peligrosos en todos sus frentes. “Cualquier día te puede volver uno en ataúd”, confiesan las fuentes consultadas por ECD.

Los militares españoles, más expuestos que nunca

Actualmente, 3.500 militares españoles se encuentran desplegados en misiones en el extranjero. En Afganistán hay un contingente de unos 1.500 soldados, otros 1.100 en Líbano, 400 en Somalia y casi 500 en la actual misión de Libia.

Según comentan a El Confidencial Digital fuentes militares, el riesgo de que se produzcan bajas en alguno de estos escenarios, en un horizonte cercano, “es real y palpable”.

Las fuentes consultadas, tanto militares como altos funcionarios del ministerio, destacan la “alta peligrosidad y exposición” a que están sometidas hoy en las tropas en el extranjero. Y trazan un croquis de la situación:

-- En Afganistán, la insurgencia, a la que combaten los soldados españoles en Qala e Naw y en los puestos fronterizos de Ludina y Darra e Bum, comienza a ‘desperezarse’ del invierno. En las últimas semanas ha habido dos ataques con cohetes a la base ‘Ruy González de Clavijo’ y algunos tiroteos en las inmediaciones del denominado ‘Ring Road’. Con el buen tiempo, se acercan los peores meses de la ofensiva insurgente.

-- En Líbano, pese a la relativa tranquilidad, existe el temor entre los analistas de Defensa de acaben contagiándose al país las revueltas generalizadas en el mundo árabe. Sin olvidar la permanente tensión que reina en la frontera con Israel, zona controlada por Hezbolá y cuya seguridad es responsabilidad directa de las tropas españolas.

-- En Somalia, los militares desplegados en la Operación Atalanta afrontan también el peor momento de la piratería –coincidiendo con el periodo intermonzónico-. Además, se ha detectado un aumento de la violencia de los ataques. Y, mientras, continúan secuestrados los dos marineros españoles del ‘Vega V’.

-- En el caso de Libia, la posibilidad de que se produzca alguna baja es “prácticamente inexistente”. Sin embargo, la ministra se enfrenta a otros ‘peligros’ como una posible “obligación” de la Unión Europea para el envío de una fuerza expedicionaria terrestreChacón ya dijo no a la Infantería de Marina-, sin olvidar la ‘bronca’ en el Congreso durante la renovación del compromiso español en la misión de exclusión aérea, en la que el protagonismo corresponde a la ministra.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··