Domingo 17/12/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Carme Chacón lleva al extremo su estrategia de evitar a los periodistas: ha pasado quince meses sin dar una rueda de prensa en Madrid

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La ministra de Defensa ostenta un penoso récord, que difícilmente otro miembro del Gobierno podrá superar en el futuro: lleva quince meses sin dar una rueda de prensa en Madrid. Ha evitado así que los periodistas especializados que siguen los asuntos de su departamento le puedan preguntar por temas de actualidad.

La última vez que se encendieron las luces y los micrófonos de la renovada sala de prensa del ministerio de Defensa fue el 30 de julio de 2008, y el invitado que compartió protagonismo con ella fue su homólogo galo, Hervé Morin. La ministra sólo permitió un par de preguntas.  

Desde entonces ha seguido una política informativa inusual en los países democráticos de nuestro entorno, que consiste en eludir el control de la prensa para no meterse en problemas. 

En estos últimos quince meses, sólo ha permitido preguntas en las cumbres de la OTAN y en las esporádicas entrevistas que ha dado a periódicos o radios, en especial con motivo del desfile del 12 de octubre. 

El resto de actos públicos han tenido un mismo patrón: allí donde va (Afganistán o Líbano, o una base militar, por ejemplo) protagoniza una intervención ante los medios sin admitir preguntas, y lanza un titular, ya pensado, que venda bien en las televisiones y realce su imagen, como ocurrió con el anuncio de la retirada de Kosovo. 

Más chocante resulta que, cuando ha habido alguna crisis en el ministerio, ha delegado en militares de alto rango el trago de someterse a las preguntas de los periodistas. Ocurrió con el brote de la gripe A en Hoyo de Manzanares, en el que sacó a la palestra el jefe del Estado Mayor del Ejército de Tierra, general Fulgencio Coll. Y lo mismo, más recientemente, con el apresamiento del atunero vasco ‘Alakrana’ en aguas de Somalia, del que respondió inicialmente el comandante del mando de operaciones del Estado Mayor de la Defensa, general Jaime Domínguez Buj. 

Por tanto, los diputados y senadores son las únicas personas que le pueden poner en dificultades, aprovechando las sesiones de control al Gobierno o sus comparecencias ante la comisión de Defensa. 

Chacón  sigue considerando que una buena foto siempre vale más que mil palabras, y por eso su equipo de asesores se afanó la semana pasada en anticipar a los redactores gráficos que la ministra iba a subir al estrado con un mapa sobre la situación en Somalia: al día siguiente la mayoría de los periódicos reprodujeron esa imagen. 

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·