Domingo 19/11/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Cataluña no sigue a Artur Mas. Batacazo de CiU, fuerte retroceso del PSC aunque salva los muebles, el PP logra su mejor resultado pero no es segunda fuerza

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Artur Mas convirtió las elecciones en un plebiscito para la independencia de Cataluña y ha fracasado. Las elecciones dejan como gran perdedor a CiU, pero como gran ganador a otro partido soberanista: ERC. Mariano Rajoy siguió desde Génova el recuento de unas elecciones que le preocupaban especialmente y en las que se ha volcado. Mas también tendría la posibilidad de pactar con el PSC o incluso con el PP.

La decisión de adelantar las elecciones dos años le ha salido cara a Artur Mas. CiU pierde 12 diputados (se sitúa en 50 escaños) y se queda muy lejos de los 68 de la mayoría absoluta en el Parlament que buscaba para poner en marcha su plan soberanista.

Mas tendrá ahora varias posibilidades para pactar: la más natural es ERC, que pedirá a Mas un referéndum independentista de manera inmediata. Otra es el PSC, lo que daría lugar a la llamada “Sociovergencia”. Y la última opción es el PP, posibilidad alentada desde algunos sectores de Unió.

ERC, los grandes vencedores

ERC vuelve al Parlament con fuerza. Tras pagar el haber formado parte del tripartito de José Montilla y el fracaso de su gestión, la formación independentista dobla los escaños que consiguió en 2010 y alcanza los 20 parlamentarios. Su discurso será radicalmente soberanista, tal y como dejó claro su líder Oriol Junqueras, que acudió a votar con el carnet de conducir en lugar de enseñar el DNI.

En el PSC y en el PP coinciden en señalar que el ascenso de ERC se debe a un traspaso de votos soberanistas de CiU. En ambos partidos explican que Junqueras “no se lo va a poner fácil a Mas, porque exigirá ya el referéndum, algo que CiU no se planteaba de forma instantánea porque quería 'legalizarlo'”.

Una dificultad para ese pacto nacionalista es que ERC no aceptará los recortes que Artur Mas ejecuta en Cataluña y opta por otras políticas. En el terreno económico y social CiU y ERC son dos formaciones enfrentadas.

El PSC salva los muebles

Los resultados de Pere Navarro “son más que positivos”, asegura a El Confidencial Digital uno de los miembros de la ejecutiva del PSC. Sin embargo, los socialistas pierden 8 escaños (se quedan en 20), aunque se mantienen como tercera fuerza, por delante del PP, y superando en votos a ERC.

En el equipo de Navarro manejaban encuestas que rozaban la tragedia: “Algunas nos situaban en los 12 escaños”, explica este dirigente socialista.

En el PSC reconocen que “las subidas del PP y Ciutadans son espectaculares, debido a que CiU ha movilizado al electorado españolista que no suele acudir a votar en las autonómicas”.

En torno a las 21:30 horas se produjo la primera llamada de la noche entre Pere Navarro y Alfredo Pérez Rubalcaba. El mensaje que llegó a la sede del PSC desde Ferraz fue contundente: “Ahora tenemos que estar más unidos que nunca, ponernos las pilas para ser una alternativa real”.

Los resultados refuerzan el liderazgo de Pere Navarro en el PSC, consideran desde su entorno: “Ni Rubalcaba ni Chacón podrán ponerse ahora las medallas porque no apostaron por este equipo durante la campaña, y estos resultados son fruto del trabajo del PSC, no de Ferraz".

Los socialistas catalanes agradecen la actitud de Rubalcaba, que solo estuvo un día durante la campaña. Afirman que su discurso durante el cierre “fue muy bueno, ya que reflejó todo lo que le pidió Navarro”.

Sin embargo, desde que Rubalcaba es secretario general, los socialistas han perdido votos en todas las elecciones, a excepción de Asturias: Generales, Andalucía, País Vasco y Galicia y ahora Cataluña. En esta última, uno de sus principales graneros de votos, ha perdido un millón de votos en cuatro años.

El PP solo sube un escaño

Los principales dirigentes del PP siguieron desde Génova el resultado electoral. En la séptima planta estuvieron reunidos durante toda la tarde-noche Mariano Rajoy, María Dolores de Cospedal, Javier Arenas, Alberto Ruiz-Gallardón, Esteban González Pons y Carlos Floriano, además de Pedro Arriola.

El ministro del Interior, Jorge Fernández, acompañó a Alicia Sánchez Camacho en Barcelona, a donde también viajaron José Luis Ayllón, Juan Carlos Vera y Bermúdez de Castro.

La conclusión de los populares es que los resultados “son positivos, porque implican un ascenso con respecto a 2010”, explica una de las personas más cercanas a la presidenta del PP catalán. Concretamente, Sánchez Camacho obtiene un escaño más, llegando a los 19. Es el mejor resultado histórico del partido en Cataluña.

En el PP consideran que Artur Mas le “ha hecho la campaña a ERC, y así lo ha pagado”. Respecto a los resultados de los socialistas, aseguran que “el electorado del PSC ha salvado al partido, acudiendo a votar desde todos los barrios del cinturón de Barcelona, lo que les ha permitido un resultado no del todo negativo”.

Ciutadans, por su parte, triplicó los resultados de 2010. La de Albert Rivera ha sido la mayor subida: de 3 diputados pasa a tener 9.

Vidal-Quadras pide la dimisión de Artur Mas

El eurodiputado del PP Vidal-Quadras considera que las elecciones han supuesto “un absoluto fracaso, un ridículo histórico para Artur Mas, que debería dimitir mañana mismo”.

Respecto al resultado de Sánchez Camacho, Vidal-Quadras afirma a ECD que “no es del todo positivo, ya que la aspiración era convertirse en segunda fuerza política, y era la oportunidad óptima para ello”. Cree que a los populares les ha pasado factura “no haberse movilizado más contra el independentismo, tal y como exigían las circunstancias, por lo que tampoco se puede estar demasiado satisfecho con este resultado”.

Elecciones históricas

El 25-O ha supuesto unas elecciones históricas para Cataluña. Un 68% de los catalanes acudieron a las urnas, lo que suponen los comicios más concurridos de la historia en la comunidad autónoma. El planteamiento independentista de Artur Mas ha movilizado a los ciudadanos, aunque no en favor de CiU.

El nuevo Parlament deja una mayoría soberanista: CiU, ERC, ICV y CUP logran 87 diputados, frente a los 48 escaños de los partidos constitucionalistas.

En el hotel Majestic, donde CiU fijó su cuartel general, hubo 60 corresponsales de medios de comunicación extranjeros, lo que da una idea de la importancia que han despertado los comicios.

Un detalle que no pasó desapercibido en las sedes de todos los partidos fue la fallida encuesta a pie de urna que hizo TV3. La televisión pública catalana erró en sus resultados ya que daba a CiU hasta 57 escaños y colocaba al PP como segunda fuerza.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·