Martes 21/11/2017. Actualizado 13:57h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

CiU maneja encuestas que le dan sesenta escaños en las catalanas. Su estrategia es pactar la investidura con el PP sin formar gobierno conjunto

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Las encuestas de Convergència i Unió dan entre 59 y 60 escaños a la coalición, una subida de aproximadamente doce respecto del actual equilibrio de poderes en el Parlamento catalán. La mayoría absoluta está en los 68 escaños, y CiU necesitará apoyos en la cámara para que su candidato, Artur Mas, sea investido presidente y pueda formar gobierno.

Según fuentes de la coalición consultadas por El Confidencial Digital, tanto en Unió Democràtica como en Convergència existe debate interno sobre si las encuestas aludidas, que dan 59-60 escaños a CiU, han de mejorar de aquí a las elecciones autonómicas del próximo otoño.  

De momento, si bien se considera, incluso desde fuentes del PP, que “el único voto movilizado es el de CiU”, la opinión predominante apunta a que subir doce escaños, desde los 48 con que actualmente cuenta la coalición catalanista, ya es un ascenso sobresaliente, en especial en la provincia de Barcelona.  

En todo caso, por bueno que sea ese resultado, CiU tendrá que pactar, como mínimo, la investidura de Artur Mas. En la coalición coexisten dos corrientes de opinión: una que postula el pacto con ERC y otra que postula el pacto con el PP.  

Por ahora, la opinión mayoritaria se aparta del pacto con una ERC que, previsiblemente, exigiría cuota de Gobierno, y que tendría la relativa falta de legitimidad de haber perdido parte sustancial de sus apoyos: los últimos sondeos apuntan a una caída de los 21 escaños actuales a sólo doce diputados.  

El pacto de investidura con el PP es más hacedero. Los ‘populares’ vendrían avalados por un resultado bueno según sus estándares en Cataluña. Ahora cuentan, como mínimo, con repetir los catorce escaños de que ahora disponen, si bien consideran muy factible, según fuentes del partido consultadas por este diario, subir entre uno y dos escaños en la provincia de Barcelona. Desde el PPC, sin embargo, prefieren no dar crédito a encuestas recientes –se cita, en concreto, una del diario El Mundo-, que les dan más allá de veinte escaños.  

CiU sigue manteniendo serios problemas en sus relaciones con el PP, fundamentalmente el recurso por el Estatut y la cuestión de la lengua, cuestión que asimismo puede afectar al posible pacto CiU-PP en la alcaldía de Barcelona. El partido nacionalista apenas gobierna ahora en ayuntamientos grandes de Cataluña, y busca con especial interés hacerse con la alcaldía de Barcelona tras décadas de gobierno socialista en la Ciudad Condal.  

Con todo, y a pesar de que Artur Mas no quiere escenificar un entendimiento demasiado rápido con los ‘populares’, ahora mismo en la coalición predomina la respuesta afirmativa ante la recepción de los votos del PP para la investidura de Artur Mas, para después repetir la situación de la última legislatura de Jordi Pujol: apoyos puntuales del PP, pero sin que los ‘populares’ se incardinen orgánicamente en el Gobierno.  

Desde el PPC, lo que se alega es que son los nacionalistas quienes tienen que pedir su ayuda, si bien fuentes de Génova afirman que la cúpula nacional del PP cuenta con un guión que pasa por intercambiar apoyos en Cataluña por apoyos en Madrid.  

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·