Martes 24/10/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Propuesta de Albert Rivera contra la corrupción

Ciudadanos dará poder a la CNMV para controlar las inversiones peligrosas

Llevará en su programa la creación de una Comisión Nacional de Servicios Financieros que supervisará la prestación de seguros, fondos de pensiones y otras ofertas de ahorro

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Albert Rivera está dando las últimas pinceladas a los puntos que mayor peso tendrán en su programa electoral. Poco a poco va presentando junto a su equipo las propuestas que conformarán su ideario de cara a las generales de diciembre. El último paso: la difusión de sus medidas contra la corrupción, entre la que se encuentra la reforma de la CNMV.


Albert Rivera con Luis Garicano, a su izquierda, y Manuel Conthe, a su derecha. Albert Rivera con Luis Garicano, a su izquierda, y Manuel Conthe, a su derecha.

Ciudadanos llevaba meses anunciando el trabajo de sus gurús económicos, encabezado por Luis Garicano, en la elaboración de varias propuestas dirigidas hacia la lucha contra la corrupción y lo que ellos han denominado como “capitalismo de amiguetes”. Propuestas que conforman el quinto eje del programa económico del partido naranja para España.

Su objetivo: “Instaurar el buen gobierno, la transparencia, la rendición de cuentas y la responsabilidad y acabar con la patrimonialización de lo público y el despilfarro”, apuntan desde Ciudadanos.

Según ha podido saber El Confidencial Digital por personas de confianza de Rivera, uno de los puntos centrales de esta parte del programa gira en torno a la reforma de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El objetivo del líder del partido es, según se extrae del documento al que ha tenido acceso ECD, convertir la CNMV en una Comisión Nacional de los Mercados Financieros (CNMF).

Este nuevo organismo, además de “velar por la transparencia de los mercados de valores españoles y la correcta formación de precios, así como la protección de los inversores” como rezan los estatutos de la CNMV, también controlará y supervisará el comportamiento de los productos bancarios y de los seguros.

Este proyecto, que ya funciona en países de cultura anglosajona como Reino Unido y Estados Unidos, fue esbozado por el ministro Pedro Solbes justo antes del comienzo de la crisis, en 2008, pero nunca se puso en funcionamiento.

La base del sistema, denominado “de doble vértice” o de “supervisión funcional”, consiste en atribuir a dos instituciones distintas la supervisión de la solvencia de las entidades financieras, así como la protección de los consumidores de este tipo de productos.

Creación de una Comisión Nacional de Servicios Financieros

Para ello, el equipo económico de Ciudadanos propone la creación de una “Comisión Nacional de Servicios Financieros” (CNSF), institución que tomará como punto de partida la actual CNMV, pero que asumirá las siguientes responsabilidades:

-- La supervisión de la prestación a clientes (especialmente minoristas) de cualquier servicio financiero, incluidos los típicamente bancarios (préstamos hipotecarios, tarjetas de crédito...), los de seguros y los fondos de pensiones.

-- La supervisión de cualquier forma de captación de ahorro en España, con independencia del bien en que se materialice (por ejemplo, sellos, bosques u otros bienes tangibles).

-- Las actuales competencias del Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas (ICAC).

-- Establecer, previo el oportuno proceso de consulta, “contratos marco”, esto es, modelos normalizados o estandarizados, para la prestación por las entidades financieras a los consumidores de servicios típicos (por ejemplo, préstamos hipotecarios, préstamos al consumo, pólizas de seguros...), lo que garantizará que tales contratos resulten comprensibles para los consumidores y no contengan cláusulas abusivas.

-- Podrá prohibir o sujetar a especiales limitaciones, la comercialización minorista de productos no idóneos y adoptar medidas que favorezcan la competencia, la transparencia de precios y comisiones, y la información de los usuarios de servicios financieros.

-- Favorecerá la difusión de “información positiva” (y no solo “negativa” o sobre situaciones de impago) de los potenciales solicitantes de préstamos y créditos, para así fomentar la competencia entre las entidades financieras y evitar que los clientes queden cautivos de las entidades financieras que les conocen, manejan sus cuentas y conocen su historial de pagos.

El Banco de España asumirá nuevas competencias

A diferencia de la CNMV, la CNSF no será responsable de algunos aspectos que hoy forman parte de sus competencias habituales.

No deberá encargarse desde el momento de su entrada en vigor de:

-- La autorización y supervisión de la solvencia de las empresas de servicios de inversión (p.ej. sociedades y agencias de valores)

-- La supervisión y control de las infraestructuras del mercado financiero (como, por ejemplo, el servicio de compensación y liquidación de valores).

Por su parte, el Banco de España también asumirá nuevas competencias. Pasará a ser responsable de la supervisión de la solvencia de todas las entidades financieras (incluidas las empresas de servicios de inversión y las compañías de seguros) que no estén ya bajo la supervisión del Banco Central Europeo.

También supervisará las infraestructuras de los mercados financieros españoles, pero dejará de tener responsabilidad sobre la prestación por los bancos a sus clientes de servicios bancarios, según explican desde el partido.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·