Política
Los “comités de defensa” por barrios para boicotear a la Policía se extienden por Cataluña

Además de en Barcelona, sindicatos y colectivos de izquierdas están constituyendo grupos de resistencia en Urgell (Lérida), Tierras del Ebro (Tarragona), Salt (Gerona)...

El desafío del referéndum independentista en Cataluña entra en sus días decisivos, en los que se comprobará si el Estado consigue desactivar la organización del 1-O, o si la Generalitat consigue burlar la suspensión y coloca finalmente las urnas en los colegios como ya hizo en 2014. Para movilizar a los barrios y municipios de toda Cataluña en este esfuerzo final, los independentistas de izquierdas están constituyendo “comités de defensa”.

Asamblea del “Comitè de Defensa del Referèndum de Gràcia”.
Asamblea del “Comitè de Defensa del Referèndum de Gràcia”.

Varios medios como OK Diario y ABC publicaron este martes 26 de septiembre que en Barcelona, en el barrio de Gracia, colectivos de izquierdas -algunos integrados y cercanos a la CUP- habían decidido unirse para formar un “comité de defensa del barrio”.

Se trata de crear una plataforma de vecinos y organizaciones independentistas de izquierdas decididas a defender el referéndum del 1 de octubre en Cataluña ante las acciones que puedan llevar a cabo las Fuerzas de Seguridad para evitar su celebración.

El Confidencial Digital ha podido comprobar que estos “comités de defensa” se están extendiendo de forma acelerada por toda Cataluña en esta semana previa al referéndum. Se han constituido tanto en numerosos distritos de la ciudad de Barcelona como en ciudades, pueblos y comarcas de las provincias de Barcelona, Tarragona, Lérida y Gerona.

En la capital catalana, en los últimos días se han celebrado asambleas, en plazas de distintos barrios, con participación de grupos de vecinos y colectivos que van desde el sindicato anarquista CGT hasta organizaciones independentistas de extrema izquierda integradas en la CUP, como Endavant, así como entidades vecinales de cada barrio.

En distritos de Barcelona y municipios de toda Cataluña

En estos encuentros se han ido constituyendo esos “comité de defensa del barrio”, que se han formado en barrios y distritos como Gracia, Poble Sec, Eixample, Nou Barris, Raval, Sant Andreu de Palomar...

Pero el fenómeno ha saltado fuera de Cataluña y se ha extendido por todas las provincias catalanas: en la provincia de Barcelona, por ejemplo hay ya “comités de defensa” en Terrasa y Manresa; en Lérida, en Urgell; en Tarragona, en la capital; en Gerona, en la capital, en Salt, e incluso en la Universidad de Girona...

En algunos casos, como en el barrio de Gracia de Barcelona, se han formado hasta dos comités distintos: un “Comité de Defensa del Barrio”, y un “Comité de Defensa del Referéndum”, también llamado “Acción por la Autodeterminación”. Son dos plataformas distintas, creadas en el mismo barrio, que nacieron de forma independiente y que al darse cuenta de ello contactaron para coordinarse: el primero sólo rechaza las acciones del Estado para frenar el 1-O, el segundo apuesta directamente por el “sí” en el referéndum.

La proliferación de estos “comités de defensa” es tal que en ese mismo distrito de Gracia se ha creado otro grupo, el “Comité de Vallcarca”, distinto del del barrio de Gracia.

Boicotear a la Policía y animar la huelga general

La motivación de todos estos grupos que están proliferando por Cataluña es, en esta recta final antes del 1 de octubre, “crear un espacio de confluencia para protegernos colectivamente”. Principalmente, denuncian que los ciudadanos catalanes están sufriendo el “recorte de libertades” por parte del Estado, y por eso pretenden aunar las campañas de los distintos colectivos independentistas para afrontar juntos el reto de estos días.

De hecho, uno de los objetivos que se han puesto es poder coordinarse para, dentro de sus barrios, reaccionar ante la posible acción de las Fuerzas de Seguridad. Están ya dando a entender que saldrán a las calles, como ocurrió con las detenciones y registros de la Guardia Civil ante los preparativos del referéndum, para impedir el despliegue policial que se pueda producir estos días.

Además de boicotear lo que llaman la “represión y el autoritarismo estatal”, otra de las ideas que les ha llevado a unirse en “comités de defensa” es también impedir posibles acciones de grupos “fascistas”.

Por supuesto, también se están organizando para empapelar sus calles con propaganda por el referéndum, e incluso están ya planeando acudir pronto a los colegios electorales el domingo 1 de octubre para congregar a un gran número de personas que impidan clausurar los centros, como ha ordenado la fiscalía.

Por último, los “comités de defensa del barrio” que están creando los independentistas por los distritos y municipios de Cataluña también servirán para ir calentando motores a la próxima gran movilización en caso de que no haya referéndum. Se trata de una huelga general que comenzaría el 3 de octubre, como una nueva forma de presionar si el Estado impide celebrar el plebiscito del 1-O o si hay alguna acción que impide declarar la independencia.

Esa huelga la han empezado a plantear sindicatos minoritarios anarquistas, como la CNT y la CGT: los “comités de defensa del barrio” tratarán de que en sus zonas el seguimiento sea elevado como reivindicación contra el Estado español.

Outbrain

Etiquetas: Cataluña, Barcelona, Tarragona, Gerona, independentismo catalán, referéndum del 1 de octubre