Martes 16/01/2018. Actualizado 18:59h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Lo que más le preocupa es cómo articular el nuevo discurso

Confesiones de Antonio Hernando: “Ahora me toca coser”

El ratificado portavoz del PSOE en el Congreso se ve capaz de tender puentes entre ‘pedristas’ y críticos dentro del grupo parlamentario

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El hombre que negoció con Podemos y Ciudadanos para intentar formar un Gobierno presidido por Pedro Sánchez tendrá ahora que gestionar la abstención del PSOE en el caso de que, como todo parece indicar, Rajoy vuelva a presentarse a la investidura. Antonio Hernando, hasta hace muy poco portavoz del “no es no”, ratificado por la gestora al frente del grupo parlamentario socialista, debe pilotar el nuevo discurso del partido. Admite que “no lo tiene sencillo”.


Antonio Hernando. Antonio Hernando.

Hernando ha repetido públicamente, en numerosas ocasiones, que en el Comité Federal del 11 de julio no hubo ni una sola voz contra el “no a Rajoy”. Aunque afirmaba también que entendía que “hubiera dirigentes que piensen que la abstención es un mal menor”, algo que él no compartía.

Ha contado que en la noche del 26-J, tras el complicado resultado de las elecciones generales, tuvo “dudas” sobre la posibilidad de abstenerse para que se pudiera formar Gobierno. Y que, después de hablar con otros dirigentes y miembros del partido, formó una opinión contraria a permitir un Gobierno del PP absteniéndose en el Congreso. Lo repitió en una entrevista protagonizada en la convulsa semana que acabó con la dimisión de Pedro Sánchez.

Momento más complicado de su carrera

Según ha podido saber El Confidencial Digital, a través de fuentes del entorno más cercano al portavoz parlamentario socialista, Antonio Hernando reconoce estos días en privado que se está enfrentando “al momento más complicado de su carrera política”.

Admite que afronta “con cierto vértigo” la responsabilidad de ser el rostro y la voz del PSOE en una próxima sesión de investidura de Mariano Rajoy en el Congreso de los Diputados. Y asume que en ese momento deberá defender una posición totalmente contraria a la que él mismo ha venido manteniendo estos últimos meses.

“Lo que ahora me toca es coser y coser...”

Las fuentes de su entorno aseguran también que “Antonio está a disposición de lo que decida la gestora. Él tiene ahora muy claro lo que tiene que hacer. Si no, se habría ido a su casa”, destacan

Ahora lo que me toca es coser y coser...”. Es lo que confiesa estos días el propio Hernando a algunos de sus más allegados en el partido y en el Congreso.

Reconoce que tiene por delante un papel que “no va a ser fácil de gestionar”. Uno de los mayores obstáculos que visualiza, en el camino del cambio de posición del PSOE, es que “va a ser complicado explicar la abstención ante los ciudadanos con tan poco tiempo”.

… porque se ve con fuerzas para “tender puentes”

“Mi principal problema es de discurso, no interno”, explica el portavoz parlamentario socialista.

Asume que, si Rajoy se presenta de nuevo a la investidura, el PSOE está condenado a la abstención para evitar unas terceras elecciones muy peligrosos. Una decisión que choca frontalmente ante la opinión pública con la posición mantenida hasta ahora.

Sin embargo, afirma que se ve capaz de poder controlar el grupo parlamentario en esta complicada travesía. “Hernando es un tipo contra el que nadie tiene nada”, coinciden ‘pedristas’ y críticos. “Él lo sabe y por eso se siente con fuerzas para tender puentes en esta profunda división. Coser y coser..., como él lo llama”, añaden las fuentes socialistas consultadas por ECD.

Una de las fortalezas de Antonio Hernando, que se destaca dentro del PSOE, es su relación con los territorios. Fue Secretario de Política Autonómica y Relaciones Institucionales durante la etapa de Alfredo Pérez Rubalcaba como secretario general. Y anteriormente se había ocupado del área de política municipal. Ha sido persona muy cercana tanto a Rubalcaba como a José Blanco, alineados ahora con los críticos.

Dentro del Grupo Socialista en el Congreso se valora además que el papel jugado por Hernando en la reciente guerra fratricida “no ha sido tan activo como, por ejemplo, el de Óscar López”. Se apunta a esa circunstancia, de hecho, como una de las claves para que la gestora haya apostado por su continuidad al frente del grupo parlamentario, al contrario de lo ocurrido con Óscar López, apeado de la portavocía en el Senado.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··