Lunes 23/10/2017. Actualizado 14:03h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Hace unos días en Madrid

Confesiones de un ministro: las medidas del Gobierno contra la corrupción han sido inútiles

La aceleración de los juicios mediáticos, la devolución del dinero malversado y el delito de financiación ilegal de partidos no han aplacado la indignación ciudadana

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Las medidas del Gobierno contra la corrupción no han conseguido aplacar la indignación ciudadana. Todo lo contrario. La preocupación ciudadana ha ido creciendo incluso desde que Mariano Rajoy llegó a La Moncloa. Esta circunstancia pone de manifiesto, a juicio de un ministro, que las medidas han resultado inútiles.

Rajoy y los ministros en Moncloa. Rajoy y los ministros en Moncloa.

Según ha sabido El Confidencial Digital de fuentes del Gobierno, uno de los datos que más inquieta en este momento al Ejecutivo está relacionado con la percepción que tiene la sociedad sobre la corrupción política.

Ante una tímida recuperación económica todavía, el propio presidente Rajoy, según ha confesado uno de sus ministros en un encuentro reciente en Madrid, ha detectado que la batería de medidas contra la corrupción aprobadas por el PP tampoco han calado entre los ciudadanos.

El dato que ponen como ejemplo es el siguiente: en enero de 2012 solo un 12% de los españoles apuntaba a la corrupción como el problema principal del país y ahora esa cifra llega al 55%, según el último barómetro del CIS publicado en el mes de enero. Supone, por tanto, un aumento de 43 puntos porcentuales en tres años.

Los ciudadanos ya no distinguen entre partidos

Según este ministro, en estos meses de precampaña municipal, muchos candidatos del PP en toda España se están encontrando con ciudadanos que les cuestionan sobre la corrupción.

La conclusión que sacan los miembros del Gobierno de estas interpelaciones es clara. Los votantes ya no distinguen entre partidos y regiones.

Esto ha provocado que las medidas anunciadas para evitar nuevos casos de corrupción, e incluso las condenas judiciales, no han aplacado la indignación ciudadana: “La gente lo que quiere, y nos lo dice en ciudades y pueblos, es que los que han robado dinero público lo devuelvan”, asegura este responsible ministerial.

Castigo a los corruptos y que devuelvan el dinero

Las medidas anticorrupción del PP aprobadas el año pasado perseguían, según explica este miembro del Gobierno, que la sociedad se percatara no sólo de cómo se castiga a los corruptos, sino también de la inmediata reparación del daño económico causado por sus actividades ilícitas.

Admite que se trataba también de que procesos de gran repercusión social no permanecieran abiertos durante años, que se permitiera que los imputados pudieran comparecer ante un tribunal y establecer, en su caso, las responsabilidades penales que le correspondan en un corto periodo de tiempo. “No se ha conseguido”, concluye.

Las medidas estrella del PP contra la corrupción

El Gobierno ha anunciado, entre otras medidas para combatir la corrupción, una reforma de la ley de Enjuiciamiento Criminal que fije un plazo máximo de instrucción en los macroprocesos, y garantice también la devolución de los bienes por parte del delincuente.

Respecto al Código Penal, se ha incluido por primera vez la financiación ilegal de los partidos como un delito específico. También ha planteado agravar las penas de inhabilitación y aumentar los plazos de prescripción.

Estas iniciativas que ha impulsado el Ejecutivo también se han acompañado de un mayor esfuerzo en los medios y los recursos para la lucha contra la corrupción.

Se ha traducido, concretamente, en la convocatoria de nuevas plazas de jueces y fiscales en los Presupuestos Generales del Estado para este 2015 o la dotación de recursos para el impulso de las nuevas tecnologías en la administración de Justicia.

No sirve como bandera para la campaña electoral

También se tiene en cuenta en el Gobierno que, si la recuperación económica no se ha dejado sentir todavía en los bolsillos de los ciudadanos, la preocupación creciente por la corrupción tampoco permitirá enarbolar la bandera de la transparencia y la 'limpieza' del sistema durante las próximas citas electorales.

Es el caso de Andalucía, por ejemplo, donde la imputación de los ex presidentes Chaves y Griñán se ha conocido en plena precampaña de las elecciones autonómicas.

A pesar de ello, fuentes del PP andaluz explican que su estrategia no se centrará en atacar a los socialistas por los casos de corrupción en la Junta. “Con Bárcenas ya en la calle y todo lo que puede decir, es complicado ‘dar caña’ con la corrupción”, confiesa un alto dirigente del Partido Popular.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·