Sábado 21/10/2017. Actualizado 14:32h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Habría vulnerado los artículos 25.2.C y 7.2.E del código deontológico

El Consejo General de la Abogacía interviene en la polémica de un despacho criticado por aprovechar el accidente aéreo en Francia para captar clientes

El bufete Rojas publicó el siguiente comentario: “Es un error creer que los accidentes sólo le ocurren a otros. A cualquiera nos puede pasar. Bufete Rojas. Testamentos Inteligentes. Herencias Felices”, seguido de una noticia sobre la tragedia

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Minutos después de conocerse la noticia del accidente del Airbus A320 de la compañía Germanwings, la responsable del bufete Rojas, especializado en tramitación y elaboración de testamentos publicaba el siguiente comentario en su perfil oficial de Facebook:

El polémico tuit del bufete Rojas. El polémico tuit del bufete Rojas.

“Es un error creer que los accidentes sólo le ocurren a otros. A cualquiera nos puede pasar. Bufete Rojas. Testamentos Inteligentes. Herencias Felices”.

Este mensaje recibió una oleada de críticas por un considerable número de abogados y compañeros del mundo de la jurisprudencia. Acusaban a la firma de saltarse el código deontológico de la abogacía. En concreto, el comentario habría faltado al artículo 25.2.C y al 7.2.E del citado código.

El Estatuto General de la Abogacía Española en su artículo 25 2.C establece lo siguiente:

-- Artículo 25. 1. El abogado podrá realizar publicidad de sus servicios, que sea digna, leal y veraz, con absoluto respeto a la dignidad de las personas, a la legislación sobre publicidad, sobre defensa de la competencia y competencia desleal, ajustándose en cualquier caso a las normas deontológicas.

2. Se considerará contraria a las normas deontológicas de la Abogacía la publicidad que suponga:

c) Ofrecer sus servicios, por si o mediante terceros, a víctimas de accidentes o desgracias, a sus herederos o a sus causahabientes, en el momento en que carecen de plena y serena libertad para la elección de abogado por encontrarse sufriendo dicha reciente desgracia personal o colectiva.

-- Por su parte el Código Deontológico de la Abogacía contempla en su artículo 7 apartado 2.E:

2. Se entiende que vulnera el presente Código Deontológico, aquella publicidad que comporte, entre otros supuestos:

e) Dirigirse por sí o mediante terceros a víctimas de accidentes o desgracias que carecen de plena y serena libertad para la elección de abogado por encontrarse en ese momento sufriendo una reciente desgracia personal o colectiva, o a sus herederos o causahabientes.

Estos son los artículos que el Consejo General de la Abogacía establece que regulan la publicidad de servicios profesionales. Así lo recordó este organismo a través de su cuenta oficial de Twitter y la de su fundación en dos ocasiones durante el día de ayer:

La opinión del Consejo General de la Abogacía. La opinión del Consejo General de la Abogacía.

La opinión del Consejo General de la Abogacía. La opinión del Consejo General de la Abogacía.


La postura del Consejo General de la Abogacía, según explican, a El Confidencial Digital fuentes internas, es la siguiente: “Aquella publicidad que se realice en el momento en que las víctimas, familiares, herederos o causahabientes careciesen de plena y serena libertad para la elección de abogado por encontrarse bajo una situación traumática por sufrir una reciente desgracia personal o colectiva”.

La opinión de expertos juristas

Aunque el texto contenido en el polémico mensaje no se ciñe estrictamente a lo recogido en estos dos artículos, ya que no se dirige directamente a las víctimas o familiares del siniestro aéreo, expertos juristas consultados por ECD apuntan que se trata de “un comentario éticamente reprobable” y de “muy mal gusto” dadas las circunstancias del momento de su publicación y que hace una “clara publicidad de su bufete y de los servicios que ofrece”.

De demostrar que vulneró el código, las mismas fuentes del mundo de la jurisprudencia explican que, no sólo se puede abrir al bufete un expediente en el Colegio de Abogados, sino que pueden sancionarle con una inhabilitación temporal o incluso con la expulsión.

Desde el bufete se defienden

El Confidencial Digital se ha puesto en contacto con María Elba Rojas, fundadora del bufete Rojas y responsable del comentario, que ofrece la siguiente explicación sobre lo sucedido:

-- “El comentario fue un error”.

-- Compartió el enlace la noticia del accidente en el perfil oficial de Facebook del bufete sin caer en la cuenta de que “de manera automática” se incluía “el eslogan del despacho” en todos los mensajes. “Olvidé borrarlo antes de publicar el mensaje”. Este es el eslogan al que se refiere: Bufete Rojas. Testamentos Inteligentes. Herencias Felices.

-- Según explica, publicó de una manera “totalmente inconsciente”, en “ningún momento” buscó hacer publicidad de los servicios que ofrece su despacho (de testamentaría).

La abogada explica que se encontraba “absolutamente impactada tras conocer la noticia” del accidente del avión, principalmente por dos razones: acabaca de bajarse de un avión en el que había volado más de 13 horas y porque se trata del mismo vuelo que su marido escoge para viajar e Düsseldorf, ciudad de destino del avión siniestrado, con una frecuencia cercana a dos veces al año.

Aunque se ha disculpado a través de las redes sociales, confiesa que ha percibido la reacción de los usuarios como “desproporcionada” y define el trato recibido como “poco correcto”.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·