Domingo 22/10/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Se celebrarán en los dos próximos meses

Cospedal no cede a Maíllo el control de los congresos del PP

En Génova se daba por hecho que el nuevo coordinador general organizaría las asambleas regionales

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

María Dolores de Cospedal no ha abandonado, en absoluto, su trabajo en la calle Génova. Su nueva responsabilidad en Defensa, unida al ascenso de Fernando Martínez Maíllo a coordinador general hacían prever que, pese a su continuidad como número dos del partido, iba a tener menos responsabilidades, pero la realidad es bien distinta.

María Dolores de Cospedal y Fernando Martínez Maíllo. María Dolores de Cospedal y Fernando Martínez Maíllo.

Según explican a El Confidencial Digital dirigentes nacionales del PP, muchos en la sede nacional del partido daban por hecho, tras el Congreso de hace dos semanas, que Fernando Martínez Maíllo tendría control absoluto sobre las asambleas regionales que los populares celebran en los dos próximos meses.

Su ascenso a coordinador general, unida a su experiencia como vicesecretario de Organización y la elección de Juan Carlos Vera como su mano derecha en la nueva ejecutiva así lo hacían prever. Además, el hecho de que Cospedal estuviera inmersa en su propio congreso en Castilla-La Mancha también parecía jugar a su favor.

No obstante, según explican las fuentes consultadas, la secretaria general es la que tiene el mando sobre esos procesos autonómicos. El trabajo, explican, “es conjunto”, pero es Cospedal quien tendrá la última palabra sobre los censos enviados por las diferentes ejecutivas regionales y también sobre las diferentes candidaturas.

Maíllo, “el CEO” de Génova

Desde Génova explican, de hecho, que “poco ha cambiado” en el funcionamiento del partido pese a los movimientos realizados por Mariano Rajoy en el Congreso Nacional. En ese sentido, añaden, “Maíllo continúa al frente de las cuestiones del día a día, mientras que Cospedal, pese a no acudir con la asiduidad de antes, está para los asuntos orgánicos”.

Así, los cargos populares consultados, afirman que el ascenso de Maíllo a coordinador general ha sido una forma de “oficializar” que, con la elección de Cospedal como ministra de Defensa, es el “primer delegado” de Rajoy y la secretaria general.

Sus funciones, añaden, “son equiparables a las de un CEO en una empresa privada”, ya que “actúa como un director ejecutivo que reporta al presidente y a su número dos”.

Una labor, afirman desde el PP, que tiene muy satisfecho a un Mariano Rajoy que todas las semanas, y más aún desde el Congreso Nacional, está en “contacto permanente” con Fernando Martínez Maíllo.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·