Lunes 23/10/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

El secretario general pactó por su cuenta con Iceta

Críticas a Pedro Sánchez en el PSOE: “En Ferraz quien manda es el PSC”

Diputados y dirigentes rechazan la decisión de votar “No” a la moción de apoyo al Gobierno en su estrategia para Cataluña

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Diez meses después de la investidura de Rajoy, el PSOE volvió a romper la disciplina de voto en el Congreso. Esta vez, a cuenta de Cataluña y la estrategia llevada a cabo por el Gobierno ante el desafío soberanista. A primera hora de la mañana la posición del Grupo Socialista era abstenerse, pero finalmente votó “No” a la moción de apoyo al Ejecutivo presentada por Ciudadanos.

Pedro Sánchez y Miquel Iceta. Pedro Sánchez y Miquel Iceta.

El partido de Albert Rivera registró un texto en el que pedía al Congreso que declarara “su apoyo al Gobierno, al Tribunal Constitucional, a la Fiscalía y el conjunto de las autoridades públicas del Estado en la defensa de la legalidad democrática en Cataluña, y […] para impedir la organización del referéndum de secesión”.

El contenido de la moción era conocido por el PSOE antes de la reunión del Grupo Socialista, celebrada en la mañana del martes. En dicho encuentro, se decidió apostar por la abstención en la votación porque, entre otras cosas, se contaba con que Ciudadanos aceptara la enmienda en la que los socialistas pedían “abrir un espacio de diálogo y buscar una salida pactada y legal”.

Un cambio de opinión in extremis

El voto definitivo del PSOE, como es sabido, fue un “No”, pese a las abstenciones de Antonio Pradas, Gregorio Cámara, Zaida Cantera, Juan José Díaz Trillo y Soraya Rodríguez. Los cuatro primeros afirmaron que votaron en contra del resto del Grupo por “error”, mientras que la ex portavoz socialista lo hizo por “convicción”.

Según las fuentes consultadas por El Confidencial Digital, el cambio de criterio se produjo por dos circunstancias clave: la primera, el rechazo de Ciudadanos a la enmienda del PSOE; y la segunda, unaconversación entre Pedro Sánchez y Miquel Iceta.

Los secretarios generales de PSOE y PSC, respectivamente, decidieron que el Grupo Socialista no podía favorecer, con su voto, a una moción de Ciudadanos considerada “oportunista” y que, además, daba alas al Gobierno para seguir “escudándose en las togas y no apostar por el diálogo y la política”, tal y como declaró en el hemiciclo Margarita Robles.

“El PSC manda en Ferraz”

Esa tesis de Sánchez e Iceta fue respaldada por un gran número de diputados, pero otros tantos, así como dirigentes del partido ajenos al Congreso, la han criticado duramente en las últimas 24 horas.

En ese sentido, y tal y como ha podido comprobar ECD, existe cierto malestar en el PSOE porque la decisión sobre el sentido de voto se impusiera “desde las direcciones de los partidos” sin tener en cuenta lo hablado en la reunión del Grupo Socialista.

Además, se recuerda que tanto Sánchez como Iceta han pactado una hoja de ruta conjunta a partir del 2 de octubre que pasa por impulsar una mesa de diálogo para la reforma constitucional que, con el apoyo del PSOE al Gobierno, habría perdido “razón de ser”. Una circunstancia que seguro pesó en la postura final de ambos dirigentes.

Así las cosas, y teniendo en cuenta lo ocurrido el martes, varios dirigentes del partido consideran que“en Ferraz el que manda es el PSC”. Una acusación que algunos no descartan llevar, incluso, al Comité Federal del partido.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·