Lunes 20/11/2017. Actualizado 14:06h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Un informe reservado de Defensa sobre el atentado en Afganistán concluye que el blindaje de los BMR es insuficiente. Fotos exclusivas de cómo quedó el vehículo

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Un documento reservado al que ha tenido El Confidencial Digital sobre el último atentado en Afganistán, y que causó la muerte de dos militares españoles, advierte a Defensa que en estos vehículos “la resistencia del blindaje se demuestra mínima” frente a los ataques. Vea fotos inéditas del interior del BMR tras la explosión y las conclusiones de los expertos.

El ataque suicida del pasado 16 de noviembre se saldó con la muerte del brigada Juan Andrés Suárez García (41 años, natural de Mieres, Asturias) y el cabo Rubén Alonso Ríos (30 años, natural de Vigo, Pontevedra). Los dos militares, pertenecientes a la Brigada de Infantería Ligera Aerotransportable (BRILAT), formaban parte de un equipo de formación y adiestramiento (OMLT) del Ejército Afgano, con base en ‘Camp Stone’, al sur de la provincia de Herat.

En el ataque resultaron heridos el capitán Enrique José Dopico Rodríguez (34 años, natural de Betanzos, La Coruña); el sargento primero Gonzalo Miguélez Diéguez (40 años, natural de Golada, Pontevedra); el cabo Alberto Cao Pérez (29 años, natural de Ponferrada, León); y el cabo primero José Antonio Cures García (27 años, natural de Lyon, Francia).

Según un documento elaborado por el Grupo Especial de Desactivación de Explosivos (GEDE) al que ha tenido acceso El Confidencial Digital, entre las conclusiones sobre el BMR atacado se afirma que “la resistencia del blindaje se demuestra mínima”, que preocupa especialmente que “la explosión penetra por el paso de rueda y destroza las uniones del blindaje” por ser “tremendamente frágil” en estos vehículos o que “el blindaje original de aluminio no resiste y el blindaje adicional que se colocó en la modernización tampoco”.

Estas son algunas imágenes a las que ha tenido acceso ECD y las principales conclusiones:

La imagen, como advierten los expertos, demuestra que “la estructura queda bastante intacta” porque “la distancia de la explosión (4-6m) evita aparentemente daños graves generales”.

 

La torre es arrancada y permite que entre la onda en la cámara de personal. La torre (del nuevo modelo TC-3) ha sido puesta en esta posición tras quitar el armamento. La explosión la desplazó aún más”.

 

La metralla ha penetrado el blindaje y la ventana. Dada la distancia de la explosión y la cantidad de explosivo (30-35 kg provenientes de 3-5 proyectiles de artillería) esto no es normal. La resistencia del blindaje se demuestra mínima. Lo más preocupante es que la explosión penetra por el paso de rueda y destroza las uniones del blindaje. El paso de rueda es tremendamente frágil. Por la misma causa (la debilidad de esta zona del vehículo) murió la soldado Idoia Rodríguez también en Shindad”.

 

“La unión del blindaje en el paso de rueda se ha partido permitiendo la entrada de la onda expansiva en la cámara de personal. Debido a que la explosión no ha sido lo suficientemente próxima, los daños han sido mínimos sobre el material; no así sobre el personal. Esto es debido a que la cámara de personal no tiene ninguna protección como tal y cualquier impacto sobre el vehículo alcanza a la tripulación”.

“Sin embargo, la base de cualquier blindaje moderno es aislar fuertemente la cámara de personal (burbuja) y permitir que el resto del vehículo pueda ser arrancado (proyectado) en todas direcciones”.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·