Miércoles 13/12/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

El nuevo reglamento de ascensos militares es un gran desastre. Un organismo técnico de Defensa descalifica el sistema de evaluación: “Grotesco, irracional, arbitrario”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Servicio de Investigación Operativa del Ministerio de Defensa se ha encargado de diagnosticar el sistema de evaluación de los militares que contempla la Ley de Carrera Militar. Sus conclusiones son demoledoras para los técnicos de Chacón responsables del proyecto: irracional, arbitrario, ineficaz, innecesario, son algunos de los calificativos que emplea. Vea el documento íntegro en el interior.

El objetivo del documento, en poder de El Confidencial Digital, es demostrar la eficacia o no del sistema de evaluación de los militares profesionales que fue aprobado en la Ley de Carrera Militar y posteriormente desarrollado con un Reglamento que entró en vigor en julio de 2009.

El Servicio de Investigación Operativa de Defensa, dice textualmente “observando el interés y preocupación de muchos profesionales de las Fuerzas Armadas por los asuntos de personal, ha apreciado la necesidad de realizar un análisis, desde el punto de vista estrictamente técnico, de los planteamientos y procedimientos de las normas objetivas de valoración de aplicación en los procesos de evaluación, clasificación y ascenso”.

El documento es extremadamente técnico aunque describe con claridad cuáles son esos criterios valorativos:

-- Cualidades de carácter profesional

-- Cualidades personales

-- Prestigio profesional y capacidad de liderazgo

-- Trayectoria profesional: de la hoja de servicios

-- Destinos y situaciones administrativas

-- Recompensas y felicitaciones

-- Enseñanza de formación

-- Enseñanza de perfeccionamiento

En el apartado número 8 accedemos a las ‘Conclusiones’. Con carácter general concluye el análisis de los técnicos diciendo que “el proceso de normalización es altamente inestable. Los resultados obtenidos bajo determinadas circunstancias, que no pueden en forma alguna considerarse improbables, pueden ser calificados como grotescos”.

Y a continuación enumera las ‘deficiencias’ que presenta el sistema de calificación del Ministerio de Defensa:

-- No es robusto ante alteraciones mínimas de las calificaciones.

-- Es incompatible con la renuncia de algún calificado a ser evaluado, posibilidad que se contempla en la actual legislación.

-- Es inexacta la forma de agregar méritos individuales porque no quedan debidamente reflejados en el resultado final.

Por estas razones el proceso “es altamente inestable, no ofrece ninguna garantía de que su aplicación proporcione resultados coherentes y es injusto y contrario a lo que persigue la propia Ley” se dice en el texto.

En páginas posteriores se sigue evaluando el mecanismo de elección/retención, implícito en la Ley de Carrera Militar, concluyendo que es inexacto:

-- Un individuo con menor calificación y menos veteranía puede obtener un ascenso antes que otro con mayor calificación y más permanencia en el ejército

-- Los grupos pequeños, los Cuerpos Comunes de la Defensa y los Cuerpos de Intendencia e Ingenieros de los Ejércitos, salen notablemente perjudicados por el actual mecanismo. En estos colectivos “la confusión entre ascendidos y retenidos es tan grande que prácticamente el ascenso se convierte en una cuestión de suerte antes que de mérito”

-- El proceso de evaluación es tan peculiar como “si se lanzara una moneda al aire”.

Para rematar este capítulo, se concluye que “el proceso de elección y clasificación adoptado por el Ministerio de Defensa puede ser considerado”:

-- Irracional, porque proporciona resultados anómalos

-- Arbitrario e ineficaz, porque no garantiza el ascenso de los más cualificados

-- Difícilmente gestionable

-- Incierto, pues dificulta a los mandos la orientación a sus subordinados

-- Innecesario

-- Y antieconómico, al suponer un coste de mantenimiento muy superior al del modelo anterior proporcionando resultados “netamente inferiores”.

Puede ver aquí el documento íntegro. Sólo se ha omitido una página del mismo por motivos de seguridad.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··