Domingo 22/10/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Diego López Garrido se ha puesto en contacto con el Centro Jurídico Tomás Moro, que presentó la querella contra él, para intentar acercar posiciones

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Diego López Garrido, no se siente precisamente cómodo con la citación que le ha hecho el juez para el 4 de diciembre, en la querella por prevaricación presentada por el Centro Jurídico Tomás Moro. Y está intentando tender puentes con los querellantes.

Según ha sabido El Confidencial Digital, de fuentes cercanas, desde el entorno del secretario de Estado para la Unión Europea ha habido contacto con la fundación querellante. El objetivo es tratar de acercar posiciones para ver si el litigio puede finalmente quedar en nada.

Una de las cosas concretas que se ha trasladado a los responsables del Centro Jurídico Tomás Moro es que López Garrido “no se dedica” a impulsar al aborto, precisamente un tema que figura entre los objetivos del citado centro.

De acuerdo con las fuentes citadas, el secretario de Estado para la UE cree estar siendo chivo expiatorio de una operación contra la Fundación Alternativas, controlada por el PSOE, por ser éste, presuntamente, el laboratorio de ideas donde se gestó la Ley del Aborto ahora en tramitación parlamentaria.

López Garrido no ha recibido ninguna comunicación formal por parte de la Justicia, por lo que aún no ha reaccionado jurídicamente, sino que se ha limitado, según las mismas fuentes, a hacer declaraciones a los mismos medios, por los que se enteró de la querella en su contra. El secretario de Estado aún no ha decidido cómo va a articular su defensa.

La querella presentada por el Centro Jurídico Tomás Moro, se basa en unas subvenciones concedidas a la Fundación Alternativas por el departamento de López Garrido y con firma de éste, que tiene el último poder decisor. Lo delictivo estaría en que López Garrido seguía, presuntamente, siendo miembro del patronato de la Fundación Alternativas cuando se otorgaron esas ayudas. En mayo de 2009, El Confidencial Digital desvelaba estas subvenciones –que habían causado escándalo en Exteriores- en primicia (lea la noticia aquí).

En aquel momento, la página web de la Fundación Alternativas incluía a Diego López Garrido como miembro del patronato. Actualmente, el nombre ha sido ya borrado de la página institucional.

La subvención a Alternativas fue concedida para impulsar una web sobre temas europeos. Hoy, a mes y medio de que comience la presidencia española de la Unión Europea,la página web aún no está en marcha.

Las fuentes cercanas consultadas por ECD afirman que Diego López Garrido se encuentra “muy tranquilo” porque piensa que “no hay caso”. Además, ha recibido la solidaridad de distintos miembros del Gobierno y del PSOE, e incluso de contendientes políticos como el eurodiputado del PP Alejo Vidal-Quadras.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·