Martes 22/05/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Documento del PP al juez Ruz sobre los ordenadores de Bárcenas: el ex tesorero quitó un disco duro en octubre de 2012 y puso otro nuevo. Vea el PDF

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Partido Popular respondió a la petición del juez Pablo Ruz de entregar a la Audiencia Nacional los ordenadores de Luis Bárcenas con un documento en el que acusa al ex tesorero de quitar un disco duro en octubre de 2012. También justifica con argumentos jurídicos y técnicos la destrucción de los dispositivos de almacenamiento.

El pasado 16 de agosto, una vez citados Francisco Álvarez-Cascos, Javier Arenas y María Dolores de Cospedal como testigos, el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz trasladó un requerimiento al PP para que depositara en el juzgado los dos ordenadores portátiles que Luis Bárcenas tuvo en la sede nacional del partido.

La petición del magistrado se realizó después de que se publicara en prensa que los discos duros de los ordenadores del ex tesorero habían sido destruidos. Ruz, por tanto, pretendía confirmar la veracidad de esas informaciones y que el PP explicara lo sucedido.

Solo tres días después, el Partido Popular depositó en la Audiencia Nacional un documento, con fecha de 20 de agosto, en el que confirmó la eliminación de esos discos y argumentó por qué se había procedido de este modo. El Confidencial Digital ha tenido acceso a ese informe.

Qué pasó con los ordenadores Toshiba y Apple

El PP explica en el informe que Luis Bárcenas poseía en su despacho en la calle Génova dos ordenadores portátiles: un Apple y un Toshiba. Los discos duros que usó el ex tesorero durante el tiempo que administró las cuentas del partido acabaron destruidos, pero cada uno tuvo un final diferente:

--En el ordenador marca Apple, el disco duro de Bárcenas fue sustituido por el propio ex tesorero en octubre de 2012. En su lugar, puso uno nuevo. Ese segundo dispositivo de almacenamiento es el que destruyó el PP para que el ordenador fuera utilizado por otro trabajador del partido.

--Sobre el ordenador marca Toshiba, el PP desmiente las declaraciones de Luis Bárcenas filtradas a la prensa, en las que asegura que la información entregada por el ex tesorero a la Audiencia Nacional había sido extraída de ese ordenador a través de un ‘pen drive’.

El Partido Popular asegura que el Toshiba, por su antigüedad, carece de puerto USB, por lo que los datos aportados por Bárcenas no pudieron ser extraídos de esa forma por el ex tesorero.

Argumentos jurídicos para justificar la destrucción de los discos duros

Según ha sabido El Confidencial Digital, el PP encargó un dictamen jurídico de expertos en protección de datos para argumentar la destrucción de los discos duros de los ordenadores de Bárcenas. Esos argumentos aparecen en el documento entregado al juez al que ha tenido acceso a este diario.

En el escrito, el Partido Popular afirma que se siguió el “protocolo habitual de utilización y reciclaje de material informático”, que se aplica también a “medios de almacenamiento masivo de información”, tales como ‘pen drives’, CD, DVD, discos duros, externos, etc.

El PP también cita artículos de la Ley de Protección de Datos y del Real Decreto que amplía la norma, para argumentar la decisión de destruir los discos duros de los ordenadores de Bárcenas:

--En la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos, se establece que “las empresas e instituciones de cualquier tamaño son responsables de todos los datos informáticos almacenados en sus equipos”.

En los discos duros de estos equipos, existe “en muchos casos” datos personales o privados, que han de ser eliminados: “La eliminación no segura de la información puede ocasionar una posterior recuperación no autorizada, ocasionando grandes perjuicios comerciales, de imagen y, por supuesto, legales”.

--En el artículo 92.4 del Real Decreto 1720/2007 que desarrolla la Ley Orgánica, se expone lo siguiente: “Siempre que vaya a desecharse cualquier documento o soporte que contenga datos de carácter personal deberá procederse a su destrucción o borrado”.

El incumplimiento de esta obligación puede conllevar sanciones que pueden oscilar desde los 900 euros (las infracciones más leves) a los 600.000 (si es muy grave).

Los pasos que realizó el PP para borrar los dispositivos

Además del argumentario jurídico, el PP acompañó su documentación al juez Pablo Ruz con una explicación de los pasos que siguió para realizar un borrado seguro del contenido de los discos duros.

Ese procedimiento siguió las pautas establecidas por la ‘Guía sobre almacenamiento y borrado seguro de información’, elaborada por el equipo del Observatorio de la Seguridad de la Información del Instituto Nacional de Tecnología de la Comunicación.

Estos son los pasos que realizó el PP:

1. Determinación del nivel de criticidad. Se analizó en “función de la condición del usuario y del valor estratégico de la información que éste pueda manejar”. En el caso de que el nivel de criticidad fuera medio o alto, “se procederá a su destrucción física”.

2. Nivel de aislamiento del dispositivo. Deberá ser desmontado de cualquier sistema al que pudiera estar ligado (PC, portátil, array, teléfono…) para que el dispositivo a borrar esté aislado del sistema maestro de la propia red.

3. Borrado seguro. A través de herramientas de escrituras a bajo nivel y en reiteradas pasadas.

4. Destrucción o reciclado. En el caso de la destrucción, “se dañará el dispositivo de forma que éste pierda su integridad”. Las llaves USBs, DVDs, y CDs serán destruidos por aplastamiento; los discos magnéticos de los HDs desmontados, rayados y destruidos.

Consulte aquí el documento recibido por el juez Ruz al que ha tenido acceso ECD.

Etiquetas
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··

Lectores El Confidencial Digital

··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··