Jueves 24/05/2018. Actualizado 11:27h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Critica que ha “desconectado” con los electores

Duro varapalo al PP en la revista de FAES

La fundación presidida por José María Aznar concluye que el bipartidismo ha perdido los votos no por “ser” el PSOE o el Partido Popular sino por dejar de serlo

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

No han sido ni la juventud, ni la novedad. La fundación FAES concluye en su revista que los partidos emergentes, esto es Podemos y Ciudadanos, se han hecho un hueco recuperando sin ambages algunas señas de identidad abandonadas por PP y PSOE.

Rajoy y Aznar en una conferencia de FAES. Rajoy y Aznar en una conferencia de FAES.

Defiende que el problema de la política es haberse dejado arrastrar por una superficialidad que los electores no comparten. Ese desenfoque impide producir políticas de alcance general y conduce a la fractura social. Sostiene que el momento reclama con urgencia actitudes y propuestas capaces de operar con carácter contracíclico.

Considera que la enseñanza más notable es que el éxito se obtiene donde siempre se obtenía, y que las cosas, en lo fundamental, no han cambiado tanto.

Recuerda que hace mucho tiempo que los españoles vienen advirtiendo de su distanciamiento con los partidos a los que han prestado su confianza durante años, pero, sorprendentemente, no ha habido una reacción adecuada. Esos avisos, continúa, no estaban solo en las encuestas o en los medios, sino quese confirmaron en las urnas elección tras elección.

Asegura que el final del bipartidismo ha adoptado forma de autodestrucción. PP y PSOE se han despeñado juntos, abrazados el uno al otro en una larga caída iniciada apenas unos meses después de la elección de José Luis Rodríguez Zapatero y continuada después.

Destaca que no es fácil comprender la contumacia con la que han perseverado en su camino descendente, incluso la displicencia con la que lo han hecho. No se comprende tampoco qué tipo de relación duradera y constructiva han pretendido establecer con sus votantes.

Concluye que España no vive, pues, las consecuencias de una reacción electoral espasmódica derivada de la novedad de las redes sociales, o de una moda pasajera asociada a la irrupción de caras nuevas y jóvenes.

Afirma que todo eso ha sido simplemente la consecuencia, el medio y la oportunidad para que se materializara en forma de voto una desconexión que ya se había producido (…)”.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··

Lectores El Confidencial Digital

DENUNCIAS DE LOS LECTORES

··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··