Domingo 19/11/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

No se fía de lo que hará Convergencia tras el 27-S

ERC lamenta ahora haber formado coalición con Artur Mas

Dirigentes de Esquerra sostienen que habrían conseguido más votos presentándose en solitario y que la lista de Junts pel Sí les pasará factura entre su propio electorado

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Aún no se han celebrado las elecciones del 27-S, pero en ERC ya se arrepienten de la forma en la que se han presentado a esos comicios. Oriol Junqueras y su equipo se sienten utilizados por Artur Mas, al que acusan de impulsar la coalición de Junts pel Sí “para salvarse a sí mismo”. Además, sospechan que el president “dará largas” con la independencia si no obtiene mayoría absoluta.

Oriol Junqueras, en la sede de ERC. Oriol Junqueras, en la sede de ERC.

Nos ha salido fatal”. Así resume un dirigente de Esquerra Republicana, que además forma parte de la candidatura unitaria independentista para el 27-S, el proyecto de coalición con Convergencia para las elecciones. Un sentir que, según ha podido confirmar El Confidencial Digital, comparten altos cargos del partido, y así lo han expresado en reuniones privadas mantenidas en las últimas semanas.

“Si vamos por separado, sacamos 70 escaños”

En esas conversaciones reservadas, los altos cargos de ERC descontentos de la coalición con CDC comparan las últimas encuestas sobre intención de voto publicadas con las que tenía el partido, y también Convergencia, antes de que ambas formaciones sellaran el pacto para acudir juntos a las elecciones.

Sobre ese asunto, desde Esquerra recuerdan que, hace tan solo unos meses, los estudios demoscópicos de las principales cabeceras locales apuntaban un empate técnico ente ERC y CDC, en el que cada partido conseguiría, en unas hipotéticas elecciones, 35 diputados. Por tanto, de haber esperado a que se celebraran para formar la coalición, “tendríamos una mayoría absoluta de 70 escaños que garantizaría la independencia”.

Ahora, sin embargo, el escenario es bien distinto. Ninguna encuesta de claramente a Junts pel Sí los 68 escaños necesarios para obtener mayoría en el Parlament, por lo que esta candidatura tendría que depender del apoyo de la CUP.

Las fuentes consultadas por ECD aseguran que Oriol Junqueras ya fue advertido hace meses de lo que podía pasar en estas elecciones si se presentaba de la mano de Mas. De hecho, la dirección de ERC dejó por escrito, en su revista interna, y antes del acuerdo con CDC, Ómnium y la ANC, que no pactaría con Convergencia, con el argumento de que ambas formaciones perderían votos si iban en coalición.

Sin embargo, añaden, las presiones recibidas por parte de las citadas plataformas llevaron a Junqueras y a su ejecutiva “sacrificarse por la independencia”. Un sacrificio que “ahora tememos que no sirva para nada”.

Temen ser castigados en el futuro

Ese cambio de opinión por parte de ERC, y el hecho de ir de la mano de Convergencia, formación a la que Oriol Junqueras había llegado a calificar como “el partido de la corrupción en Cataluña”, puede provocar, en opinión de los dirigentes de Esquerra, que la formación se vea castigada severamente en futuras citas electorales.

En concreto, parlamentarios republicanos reconocen que, de no lograr la mayoría absoluta el 27-S y no avanzar en el proceso independentista, “nadie nos perdonaría haber sido la muleta de Mas para luego no conseguir nada”.

Un sentimiento, añaden, que podría dar al traste con el crecimiento que ERC estaba experimentando en las encuestas de opinión para las generales, en las que el partido tenía opciones, incluso, de superar a CIU.

No se fían de Mas ni de la CUP  

Además de la incertidumbre por los resultados que pueda cosechar Junts pel Si la semana que viene, en el seno de Esquerra también reconocen que no se sabe qué va a pasar una vez celebrados los comicios del día 27-S. En ese sentido, las fuentes consultadas aseguran que no se fían ni de Artur Mas ni de la CUP.

Sobre el previsible apoyo de estos últimos a la coalición, desde ERC aseguran que no las tienen todas consigo, ya que “un día dicen que sí, al otro que solo apoyarían la declaración de independencia pero no la investidura, y al siguiente que facilitarían el Gobierno si Mas no es President”.

Por otra parte, el silencio de Mas sobre si él será o no el candidato a la Generalitat, o si iniciará el proceso independentista obtenga o no mayoría absoluta, tiene en alerta a los republicanos: “No sabemos lo que va a hacer. Pero tememos que si no conseguimos 68 escaños vuelva a marear la perdiz, no realice la declaración de independencia e incluso  se vaya”.

Se acabaron las coaliciones

Esa última posibilidad, la de la marcha de Mas, podría abrir las puertas a la celebración de unas nuevas elecciones autonómicas que, desde ERC, no descartan en absoluto.

Lo que sí que tienen claro en Esquerra es que en los próximos comicios a la Generalitat, sean en unos meses o en cuatro años, se presentarán bajo sus propias siglas y sin ir en coalición con Convergencia.

“Nunca más. Esto ha sido algo extraordinario para obtener la independencia. Pero no se volverá a repetir pase lo que pase el 27-S”.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·