Lunes 18/12/2017. Actualizado 01:04h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

El sorprendente perfil del juez que firma la reagrupación de los presos disidentes de ETA: come con reclusos en su casa, apoyó la excarcelación de De Juana y suavizó el régimen de Mario Conde y Luis Roldán

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Se llama José Luis Castro y es el magistrado titular del Juzgado de Vigilancia Penitenciaria y Menores de la Audiencia Nacional. Ha llevado de primera mano la polémica reagrupación de presos de ETA críticos con la actual estrategia violenta de la banda. Calificó de medida “humanitaria” que De Juana Chaos cumpliera en su domicilio de San Sebastián el resto de su condena.

Su misión es la de controlar la situación penitenciar de los más de 3.000 presos condenados por la Audiencia Nacional. Entre otras, una de sus últimas funciones está siendo la de supervisar de primera mano el acercamiento de históricos presos de ETA a la prisión de Zuera (Zaragoza). El objetivo: que estos etarras arrepentidos convenzan a sus compañeros de que abandonar las armas es necesario y positivo –amplíe más detalles pinchando aquí-.

Los que conocen en privado a José Luis Castro explican que es una persona con profundas convicciones religiosas y amante de las Humanidades. Fuentes de su entorno explican que, desde que accedió a la Audiencia Nacional en 2005, procedente del juzgado de Vigilancia 3 de plaza de Castilla, de Madrid, siempre se ha mostrado partidario de la obtención de beneficios penitenciarios por parte de algunos presos ‘modélicos’.

De hecho, apuntan las mismas fuentes, no ha puesto ninguna objeción a la reagrupación de los presos de ETA en los centros de Zuera y Villabona (Asturias), sino todo lo contrario. Dicen que él que es un hombre cercano, humano y cariñoso.

No obstante, reconocen estas personas de su entorno, algunas de sus acciones no han pasado desapercibidas en ámbitos judiciales. Una de ellas, añaden, es la de invitar a presos comunes, con condenas cortas, a compartir mesa y mantel con él en su domicilio.

Castro también ha contribuido en la polémica medida de trasladar al etarra Jon Igor Solana Matarrán (autor del asesinato del coronel médico sevillano, Antonio Muñoz Cariñanos, del fiscal jefe de Andalucía, Luis Portero García, y del concejal malagueño, Martín Carpena) de la cárcel de Huelva a la de Valencia para que comparta centro con su pareja sentimental, Eider Pérez.

Las fuentes penitenciarias a las que ha tenido acceso ECD explican que esta autorización se ha tomado por dos motivos: por el bien del niño que tienen ambos etarras y, en segundo lugar, para evitar los costes económicos que suponían los ‘bis a bis’.

Otra de las polémicas decisiones de la que ha formado parte en estos últimos años es la excarcelación de Iñaki de Juana Chaos, y el permiso para que pudiera cumplir en su domicilio de San Sebastián el último año y medio de condena que le fue impuesto.

Una de sus mayores preocupaciones a lo largo de su carrera, analizan sus allegados, ha sido la de evitar la muerte de cualquier interno en la cárcel. En el caso de la excarcelación de De Juana, llegó a calificarla como “medida humanitaria”.

José Luis Castro también es partidario de flexibilizar el régimen penitenciario y conceder a algunos privilegios a algunos reclusos. Entre su nómina de damnificados se encuentran el ex banquero Mario Conde, el ex director de la Guardia Civil, Luis Roldán, y el general de la Guardia Civil, Rodríguez Galindo.

Hasta el pasado otoño, Castro no había suavizado el régimen de ningún etarra.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··