Lunes 23/10/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

ETA vuelve a estar activa. La dirección ha encargado a Jurdan Martitegi una reorganización rápida, efectiva y ágil de los ‘comandos’ desde Francia

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

ETA se está reestructurando. Los dirigentes de la banda terrorista, preocupados por el futuro inmediato, han dado orden de modernizar el llamado ‘aparato militar’, el que ejecuta los atentados. El encargado de poner en marcha esta ‘nueva ETA’ es Jurdan Martitegi Lizaso, un sanguinario terrorista de 28 años ya relativamente conocido.

Según fuentes antiterroristas a las que ha tenido acceso El Confidencial Digital, Martitegi ya ha puesto en marcha, desde el sur de Francia, una reorganización rápida, efectiva y ágil de los ‘comandos’ de ETA. Las órdenes vienen directamente del ‘aparato político’, compuesto por Juan Cruz Maiztegui Bengoa, de 63 años, conocido con los sobrenombres de ‘Aloña’ o ‘Pastor’, y José Luis Eciolaza Galán, alias ‘Dienteputo’.

Estos dirigentes son definidos por los expertos antiterroristas como “extremamente radicales”, partidarios a toda cosa de la ‘lucha armada’ y de perpetrar atentados con víctimas mortales. Un perfil que encaja con el de Jurdan Martitegi, que planeó una matanza de ertzainas en Getxo, el secuestro de un concejal del PSE, y tenía planes para atentar contra el juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaskaamplíe aquí más detalles del historial del etarra-.

Entre las directrices que ha recibido Martitegi está organizar ‘comandos’ de sólo dos o tres terroristas, con libertad total de movimientos. Él sería el encargado de dirigir ese entramado y de reclutar nuevos etarras, principalmente entre los provenientes de la ‘kale borroka’, de donde salió él mismo.

La elección de Martitegi como ‘coordinador’ de los ‘comandos’ se debe a que está considerado el etarra más capacitado para asumir el papel de los ya detenidos Aitzol Iriondo y ‘Txeroki’: fue el ‘lugarteniente’ de ambos. A su lado, se encuentra Andoni Sarasola, que sería quien establezca contacto en la calle con los terroristas de base.

Martitegi tiene problemas para moverse a la luz del día, debido a sus características físicas, que le identifican fácilmente: es una persona de elevada estatura (más de 1,90 metros) y por tanto de fácil detección. Eso hace que sus apariciones públicas tengan que ser muy escasas.

La última pista que se tiene de él es que formaba parte del ‘comando Vizcaya’ en estrecha colaboración con Arkaitz Goikoetxea. En el momento de la detención de éste, Martitegi logró escapar. La Policía española y francesa organizaron una ‘operación jaula’ para intentar detenerle pero no tuvieron éxito.

A las órdenes directas de Martitegi se sitúa un estrecho grupo de colaboradores cercanos. El citado Andoni Sarasola; Tomás Elorriaga Kunze, jefe del aparato de explosivos y armamento; Eneko Gogeascoechea, responsable del de logística (‘lohi’); y Kepa Arizmendi experto en el paso de la frontera (‘muga’).

Los servicios de Información franceses y de la Guardia Civil, en estrecha colaboración, han elaborado este organigrama a raíz de sus investigaciones sobre el terreno realizadas en suelo galo. Se cree que la base de ‘la nueva ETA’ está precisamente en el sur de Francia, desde donde opera el equipo capitaneado por Jurdan Martitegi.

La intención de ‘Pastor’ y ‘Dienteputo’ es volver a compartimentar los ‘aparatos’ de ETA, de modo que no exista relación entre ellos, y que incluso los miembros de los comandos no se conozcan entre sí. Con ello se pretende además blindar a los militantes con ‘galones’ y responsabilidades en la banda.

Una de las características de la dirección de Maiztegui Bengoa (conocido en ámbitos policiales como ‘el abuelete’), según las fuentes de la lucha antiterrorista, no parece ser precisamente marcar la línea política o los objetivos a seguir por la banda. Todo lo contrario al férreo y milimétrico mando que ejercía Francisco Javier López Peña, ‘Thierry’, hasta su detención el pasado mes de mayo.

Pero la actual crisis operativo-militar de la banda ha sido lo que ha llevado a Maiztegui Bengoa a dar un golpe de autoridad y tomar estas decisiones de urgencia.

Máxima actividad

En las últimas semanas, las Fuerzas de Seguridad francesas y españolas han detectado importantes movimientos de ETA a ambos lados de la frontera. En enero se ha conocido el robo de tres coches robados que han sido abandonados y quemados en suelo galo y que los expertos achacan a ETA.

Además, en la noche de ayer, la Ertzaintza descubrió en un monte de Ordizia (Guipúzcoa) un zulo en el que se almacenaban armas cortas, largas y granadas. Todo el material estaba semienterrado. A la espera de una inspección más a fondo durante esta mañana (se ha esperado a que se hiciera de día para evitar posibles bombas trampa), fuentes de la investigación apuntas a que podría tratarse de una entrega reciente.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·