Sábado 20/01/2018. Actualizado 18:48h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

ETA expulsa a su quinto pistolero para tratar de frenar la indisciplina interna: Iñaki Rekarte ha sido ‘tachado’ del colectivo de presos de la banda

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El etarra Iñaki Rekarte acaba de ser expulsado del Colectivo de Presos vascos (Euskal Preso Politikoen Kolektiboa o EPPK). Sólo cuatro pistoleros habían sido apartados de ETA a lo largo de la historia de la banda terrorista, en todos los casos por emprender su propio camino y no acatar las órdenes de la organización. Rekarte es el quinto.

La medida adoptada por ETA responde a una urgencia: frenar en seco la creciente disidencia interna que hay entre los presos. Los expertos policiales consultados por El Confidencial Digital explican que la expulsión de Rekarte es una muestra más de que entre los pistoleros hay una rebelión que está yendo a más y que ETA ha tomado está decisión para cortar de raíz cualquier intento de insubordinación.

El hecho de ser expulsado del Colectivo de Presos vascos, integrado por todos los reclusos de ETA, Batasuna o sus organizaciones afines, es una medida que se toma en última instancia. Lo normal, tal y como ha ocurrido en varias ocasiones, es que la banda terrorista les aparte únicamente de la toma de decisiones por desobediencia.

Es el caso, por ejemplo, de ‘Pakito’ o ‘Makario’, que fueron expulsados de ETA junto a otros cuatro dirigentes históricos tras firmar una carta en agosto de 2004 en la que acusaban a los máximos dirigentes de haber llevado a la banda a “la peor situación de su historia”. No obstante, a pesar de su indisciplina, los seis continúan formando parte del Colectivo de Presos.

Más grave e importante, indican los especialistas consultados por ECD, es que, como en el caso de Iñaki Rekarte, sean apartados del ‘aparato de makos’ (presos). Esto indica, añaden, que sus familiares no tienen acceso a los viajes organizados por Etxerat (la asociación de reclusos) ni son defendidos por los abogados ‘abertzales’ habituales. “Ya no tienen acceso a las subvenciones”, apuntan.

Hasta la fecha, sólo cuatro presos de ETA habían sido expulsados del Colectivo de Presos a lo largo de la historia de la banda. José Luis Álvarez Santacristina, alias ‘Txelis’, y Kepa Pikabea fueron apartados en febrero de 2008 por “haber emprendido su propio camino” y sumarse a la estrategia de Instituciones Penitenciarias “de dividir al colectivo”, según anunció el diario Gara. Antes, fueron ‘tachados’ José Luis Urrusolo Sistiaga, ‘Joseba’, y Carmen Guisasola, ‘Lourdes’.

Un indisciplinado autor de tres muertes

Iñaki Rekarte cumple actualmente en la cárcel de Villabona una condena de más de 200 años de cárcel por el asesinato de tres personas en Santander en un atentado con coche-bomba en 1992. Durante su estancia en el centro de Puerto I, conoció a una joven trabajadora social con la que contrajo matrimonio en octubre de 2006 en Topas (Salamanca).

De ahí pasó a Villabona en noviembre de 2008, una prisión escogida por Interior para agrupar a los presos disidentes de la banda terrorista. Hace unos meses se conoció la noticia de que tanto Rekarte como Valentín Lasarte (que participó en los asesinatos de Fernando Múgica y Gregorio Ordóñez) habían decidido romper la disciplina etarra y acceder a trabajar para el economato del centro a cambio de un sueldo mensual y el alta en la seguridad social.

Iñaki Rekarte ha dejado ya de figurar en la lista que Etxerat y el Movimiento Pro Amnistía elabora regularmente con la situación y la distribución de los más de 750 reclusos de ETA y su entorno.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·