Martes 16/01/2018. Actualizado 13:36h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

El Ejército del Aire cesa al piloto que abortó el despegue del Falcon que traía a Zapatero de Togo: fue amonestado por mentir al presidente sobre los mosquitos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El suceso tuvo lugar el pasado 23 de junio. El presidente del Gobierno tenía previsto regresar esa noche a España desde Togo en un Falcon de la Fuerza Aérea Española. Sin embargo, cuando el avión se disponía a despegar, el piloto abortó la maniobra al constatar un error en un indicador. El comandante que iba a los mandos acaba de ser cesado de forma fulminante, acusado de mentir.

Según ha podido confirmar El Confidencial Digital, la medida ha provocado una enorme sorpresa entre los pilotos del Grupo 45 destinados en la base aérea de Torrejón de Ardoz (Madrid) que, según los datos facilitados por el Ministerio de Defensa, son los encargados de pilotar el avión en el que viaja el jefe del Ejecutivo.

La perplejidad de estos oficiales estriba en que los primeros análisis indicaron que algo (posiblemente insectos, según se dijo) había obturado las tomas de aire que utiliza el avión para recibir los datos fundamentales para el vuelo. El excesivo calor y los dos intentos de despegue que inició el piloto provocaron, además, que las ruedas perdieran presión. De ahí que se hiciera necesario cambiar de avión.

Esta versión acreditaría que la tripulación actuó de forma impecable, siguiendo los protocolos prescritos para este tipo de situaciones. Nunca se puso en peligro el avión ni a sus ocupantes y de hecho, el presidente pudo regresar a España en otra aeronave que había utilizado horas antes el ministro de Justicia para llegar a Togo. Eso sí. Zapatero tuvo que retrasar tres horas una comparecencia prevista para la mañana siguiente en el Congreso.

Sin embargo, unos días más tarde, desde Moncloa se filtró otra versión de los hechos. Según ese testimonio, los hechos sucedieron así. Instantes después del incidente, Zapatero recibió la explicación informal que ofrecía el piloto sobre la intervención de una nube de mosquitos. Y el propio presidente trasmitió a los periodistas esa versión, que comenzó a circular y apareció en toda la prensa española.

Unas horas después, trascendieron otros datos. Al parecer, el piloto no se había percatado de que el sensor de velocidad supuestamente ‘averiado’ seguía con el tapón que lo recubre puesto. Alguien había intentado quitarlo pero la argolla del dispositivo se había roto. Por eso (y no por una nube de mosquitos) no tomaba datos correctamente. Los intentos de despegue abortados hicieron el resto: fundieron las ruedas, que dejaron la nave inutilizada.

Esta versión, que difundió por ejemplo la Cadena COPE dos semanas después del incidente, incluía otro dato relevante. El piloto del Falcon 900 fue amonestado verbalmente al conocerse esta segunda versión. No por haber cometido fallo alguno, sino por haber mentido al presidente.

Ahora, según los datos que maneja ECD, se acaba de confirmar el cese fulminante del comandante de esa aeronave, la persona que detectó el error y abortó el despegue, un oficial del Ejército de Aire con más de 5.000 horas de vuelo. Según temen sus compañeros, podría no volver a volar ni una más pese a que tan sólo tiene 35 años.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··