Miércoles 23/05/2018. Actualizado 11:27h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Elecciones autonómicas. Galicia es del PP, Euskadi es abertzale, Rajoy se salva, Rubalcaba se hunde

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Las elecciones autonómicas celebradas ayer han dado como resultado un notable respaldo al Partido Popular en Galicia, y por tanto un alivio para Mariano Rajoy, mientras que en el País Vasco el voto abertzale es claramente mayoritario. Los socialistas han sufrido una doble derrota, que dejan tocado a su líder, Alfredo Pérez Rubalcaba.

La participación ha sido especialmente baja en Galicia, lo que ha castigado sobre todo al PSdeG, mientras que la presencia de Bildu en el País Vasco no ha provocado un claro aumento del voto.

Galicia revalida a Rajoy

Las elecciones gallegas se presentaban para algunos sectores como un examen a Mariano Rajoy, y el veredicto final es que la política del Gobierno no ha sufrido el rechazo de los ciudadanos. El presidente sale ileso, e incluso reforzado. Los 41 escaños logrados por el PP, que suma tres a los 38 que tenía, le dan una cómoda mayoría absoluta.

Núñez Feijóo líder nacional

Alberto Núñez Feijóo vivió la jornada de votación con absoluta tranquilidad, según fuentes del PP gallego: tenía cierta seguridad de que la victoria era clara. El resultado coloca al otra vez presidente de la Xunta en la órbita nacional, como líder con futuro para cuando se plantee la sucesión de Mariano Rajoy. Los 41 escaños conseguidos le sitúan cerca de las mejores cotas históricas del PP, próximos a los 42 y 43 que en día alcanzó Manuel Fraga.

A lo largo de la jornada electoral, estuvo en contacto con el partido a nivel nacional, con la sede de la calle Génova, y en concreto con María Dolores de Cospedal y con Javier Arenas, que llevaban el mando. En Galicia, en la sede del partido, se encontraba Ana Pastor. Mariano Rajoy siguió los últimos tramos del escrutinio en su despacho de Génova, a donde llegaron varios ministros.

Mario Conde fracasa

Mario Conde ha cosechado un rotundo fracaso, porque no solamente no ha conseguido escaño (lo cual era previsible), sino que los votos no han llegado al uno por ciento: por debajo de diez mil. El temor a que recortara un escaño al PP, que incluso habría podido ser decisivo para la mayoría absoluta, no se ha producido. Las noticias sobre sus propiedades en el extranjero y las fincas embargadas por la Audiencia Nacional le han pasado un dura factura.

Beiras quita a todos

El empujón de Beiras (9 escaños) se basa en que su coaligado Izquierda Unida ‘roba’ votos a los socialistas, mientras que el propio Beiras se los quita al BNG. Según ha sabido El Confidencial Digital, la ejecutiva del BNG está muy ‘quemada’ con lo ocurrido. Quieren organizar un congreso para refundar el partido y reaglutinar a los que se han escindido.

Debacle socialista

El PSdeG ha sufrido una auténtica debacle (7 escaños menos). La abstención se ha centrado sobre todo entre sus votantes. Pero el dato destacado es que las dos fuerzas de izquierda galleguista, AGE y BNG, suman 23.000 votos más que los socialistas. Su candidato, Patxi Vázquez, ha asumido personalmente el fracaso, aunque no ha anunciado renuncias. En la rueda de prensa, a su lado aparecía el ex ministro José Blanco.

“Euskadi es abertzale”

El resumen del PNV sobre el resultado de los comicios vascos lo hizo su portavoz, Andoni Ortúzar: “Euskadi es abertzale”. Los dos partidos nacionalistas, PNV más Bildu, suman el 59% de los votos. Sin embargo, el temor a que Bildu pudiera disputar el triunfo al PNV no se cumplió: ha estado bastante lejos de sus rivales.

Los dos partidos nacionalistas han logrado un resultado sin precedentes en el País Vasco. PNV y EH Bildu han logrado 48 escaños, contra los 27 de las formaciones ‘españolistas’ (PSE-EE, PP y UPyD). Ha sido también la primera vez en democracia que los partidos han podido celebrar mítines en la calle sin la amenaza de ETA. La nota discordante la pusieron un grupo de seis personas, que desplegaron carteles de presos de ETA en el colegio electoral donde votó Patxi López en Bilbao.

Al PNV le faltan 11 escaños para lograr la mayoría absoluta, que no podrá alcanzar con el PP (10 escaños), pero sí podría conseguirlo con Bildu y con los socialistas. Sin embargo, todo indica que optará por gobernar en minoría, con apoyos parlamentarios externos. En el PNV ven “lógico” un pacto puntual con el PP. Urkullu solo quiere acuerdos esporádicos, apunta una de las personas de su entorno. En Sabin Etxea creen que su candidato no tendrá problemas para ser investido lehendakari junto al árbol de Gernika.

Urkullu no habla de independencia

El candidato del PNV, y previsible futuro lehendakari, compareció ante los micrófonos muy serio, luciendo una corbata con motivos escoceses, con un discurso casi tecnocrático, en el que no apareció la palabra ‘independencia’, pero sí en cambio la crisis económica como principal reto para Euskadi. Habló de Europa como futuro (no citó a España), y de acuerdos “amplios y estables”. El discurso, primero en euskera, lo repitió en castellano. Entre los presentes en la sede del PNV se escuchó algún grito de ‘independencia’ y de libertad para los presos de ETA.

Un destacado dirigente reconoció a ECD que el objetivo del PNV no es el soberanismo. Quieren, al menos de momento, huir de la palabra independencia. Su prioridad, afirman, es sacar a Euskadi de la crisis e intentar formar Gobierno cuanto antes.

Los dirigentes jeltzales se veían ya ganadores durante la campaña electoral, aunque ninguno de ellos lo reconocía en público: las encuestas les daban la victoria. Urkullu compartió la noche electoral en Sabin Etxea con el ex lehendakari José Antonio Ardanza. Dicen quienes rodean al líder del PNV que se trata de su modelo a seguir.

Bildu sí gritó ‘independentzia’

Bildu eligió el polideportivo de La Casilla, en Bilbao, para celebrar su noche electoral. Allí estuvieron los pesos pesados de la antigua Batasuna: Rufi Etxeberria, Pernando Barrena, Joseba Permach, además de Martín Garitano y Pello Urízar. Su grito durante la noche fue: “Independentzia”.

En Guipúzcoa, donde gobiernan, obtuvieron una victoria mínima sobre el PNV. Los 21 escaños obtenidos son el mejor resultado de la historia de la izquierda abertzale. La candidata Laura Mintegui destacó que dos de cada tres parlamentarios son abertzales.

El PP paga su apoyo a López

El Partido Popular ha perdido tres escaños respecto a 2009: se queda con 10 parlamentarios. Un histórico dirigente popular vasco apunta a ECD que el partido ha pagado caro apoyar a Patxi López. En el PP vasco minimizan el caso Bolinaga y creen que ese asunto no ha sido la clave de su caída en las urnas.

Los populares ven con preocupación el resultado obtenido por EH Bildu. “Ya tenemos el problema aquí”, apunta este dirigente del PP. Afirman que la abstención ha favorecido a los abertzales, ya que “ellos sí que han ido todos a votar”.

Patxi López a Madrid

Los socialistas, y singularmente Patxi López, han sufrido un descalabro en el País Vasco: pierden 9 escaños respecto a 2009, cuando logró 25. En el hotel Domine, escogido para seguir la noche electoral, solo se vieron caras de decepción. Allí siguieron el escrutinio Patxi López y Rodolfo Ares, que estuvieron en contacto con Rubalcaba en Madrid. Los socialistas esperaban estos resultados. No ha supuesto, por tanto, una decepción, apuntó un socialista cercano a Patxi López.

El destino del hasta ahora lehendakari está a partir de hoy en Madrid. En Ferraz y en un puesto de responsabilidad en el partido, añaden desde el PSE. Tiene prácticamente decidido que no seguirá como líder de la oposición en la Cámara vasca.

Sin embargo, otros analistas cuestionan que un dirigente derrotado de forma tan rotunda como Patxi López pueda tener futuro como líder a nivel nacional.

Qué hará Rubalcaba

Los pésimos resultados en Galicia y en el País Vasco han colocado en el foco de la información al secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba. Nada más conocerse los resultados, las redes sociales plantearon su dimisión como líder socialista.

La pregunta se formuló anoche directamente al secretario de Organización, Óscar López, quien descartó la posibilidad de una dimisión de Rubalcaba.

El líder socialista no compareció anoche, y tampoco tiene previsto hacerlo hoy, en que el protagonismo corresponderá a Elena Valenciano.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··

Lectores El Confidencial Digital

DENUNCIAS DE LOS LECTORES

··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··