Viernes 20/10/2017. Actualizado 20:33h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Elecciones anticipadas. Se celebrarán el 27 de noviembre, según los mensajes que llegan desde Moncloa al ministerio del Interior, que tiene que organizarlas

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El adelanto electoral para el mes de noviembre, apuntado este fin de semana desde ámbitos del Gobierno y del PSOE, ya tiene fecha más probable: el 27 de noviembre. Y detrás de la filtración ha estado precisamente el candidato, Alfredo Pérez Rubalcaba.

Las elecciones generales se celebrarán el 27 de noviembre, domingo, según los mensajes que están llegando desde el Palacio de la Moncloa al ministerio del Interior, que es el departamento encargado de organizarlas. Fuentes cercanas a Interior consultadas por El Confidencial Digital confirman la existencia de ese aviso.

Otras fuentes adjudican al propio Alfredo Pérez Rubalcaba como el origen de la ‘filtración’ de la noticia recogida el lunes, al unísono, por El País y El Mundo, después de que fuera anticipada por Público unos días antes, el jueves.

Según esas fuentes, con esta ‘filtración’, el vicepresidente, ministro y candidato ha buscado dos efectos a muy corto plazo:

-- Desviar la atención del país de la malísima noticia sobre las graves dificultades que está encontrando España estos días para colocar su deuda.

-- Apagar el revuelo que se está produciendo por el escándalo de ver a Bildu al frente de numerosas instituciones vascas, pero sobre todo en la alcaldía de San Sebastián y en las Juntas Generales de Guipúzcoa.

Zapatero hará lo que le pida el candidato

Aparte de esos dos objetivos de corto plazo, las fuentes consultadas por ECD confirman que Alfredo Pérez Rubalcaba quiere adelantar las elecciones generales, y en concreto para el mes de noviembre.

El plan contradice los repetidos anuncios de Rodríguez Zapatero de que la legislatura llegará a su término en el plazo previsto, es decir en marzo de 2012. Y también las declaraciones del ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, afirmando que un adelanto sería contraproducente, porque hay que esperar a que las reformas económicas aprobadas empiecen a dar fruto. Lo mismo dijo ayer José Blanco.

Fuentes próximas al Palacio de la Moncloa, a las que tenido acceso ECD, manifiestan que el presidente del Gobierno tiene la decisión de apoyar al máximo a Rubalcaba. Se pone en boca de Zapatero el comentario de que “por Rubalcaba haré todo lo habido y por haber”. Y, por tanto, si su idea es acortar la legislatura para anticipar las elecciones, lo hará.

Los motivos de Rubalcaba

Las explicaciones que se dan a por qué Rubalcaba quiere adelantar las generales al mes de noviembre son, entre otras:

-- Para aprovechar el ligero alivio que producirá en el mercado de trabajo la buena campaña turística que se espera este verano, como consecuencia de los desvíos hacia España de los veraneantes que pensaban ir a Túnez, Egipto, Marruecos, etc.

-- Que las previsiones económicas para el próximo año son aún peores que las de este año, con lo que sería más negativo aún celebrar las elecciones a partir del mes de marzo de 2012.

“Que Rajoy se coma el marrón”

Personas del Partido Socialista añaden un argumento más, para apoyar el adelanto de las elecciones a noviembre: “Estamos hartos de comernos el marrón de las medidas anticrisis”.

Según estas personas, dentro del PSOE hay muchos dirigentes y militantes que se han cansado de sufrir directamente las consecuencias negativas de esas reformas, que están teniendo un altísimo coste para el partido, como se constató en las elecciones locales del 22 de mayo.

En esa línea, hay socialistas destacados que empiezan a decir: que sea el PP el que tome las medidas. “Que el marrón se lo coma Rajoy”.

Rubalcaba tiene el mando 

Las fuentes con acceso a La Moncloa a las que ha tenido acceso El Confidencial Digital confirman que Alfredo Pérez prácticamente ejerce de presidente del Gobierno. “Tiene el mando en La Moncloa”, afirman.

Aquí no se da un paso sin que lo sepa el vicepresidente. Todos estamos trabajando para él, y las elecciones serán cuando él lo diga”, concluyen.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·