Lunes 23/10/2017. Actualizado 14:03h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

En la Asamblea cuenta con importantes apoyos

Íñigo Errejón ha elegido la Comunidad de Madrid para forjar un nuevo núcleo duro frente a Pablo Iglesias

Rechazó optar a la alcaldía porque no iba a tener el control sobre la candidatura

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Íñigo Errejón será el candidato de Podemos a la Comunidad de Madrid en las elecciones de 2019. Así lo confirmó Pablo Iglesias el pasado sábado, en la primera reunión de su nueva ejecutiva, y tras llegar a un acuerdo con el que fuera su número dos. El ex portavoz en el Congreso ha aceptado esa propuesta porque cree que puede recuperar el poder perdido tras Vistalegre II.

Íñigo Errejón, en un acto de campaña en Madrid. Íñigo Errejón, en un acto de campaña en Madrid.

Pocos errejonistas entendieron, nada más conocerse la candidatura del ex secretario de Política de Podemos a las autonómicas, la decisión del joven diputado.

Iglesias había filtrado días atrás que su apuesta era que Errejón sucediera a Manuela Carmena al frente del Ayuntamiento de Madrid. Un gobierno, el municipal, que parece más fácil de conservar frente al reto que supone arrebatar la presidencia de la Comunidad a Cristina Cifuentes. No obstante, el joven diputado ha optado por el camino difícil.

Desde el entorno más próximo a Íñigo Errejón, sin embargo, se aplaude la decisión adoptada porque, según explican a El Confidencial Digital, “optar al Ayuntamiento hubiera sido renunciar a cualquier control futuro en Podemos”.

En ese sentido, las fuentes consultadas recuerdan que las candidaturas de Podemos en las municipales son en coalición con otras fuerzas políticas, como Izquierda Unida, y que esa fórmula ni gusta a Errejón ni es la que más le conviene, ya que “para conformar la lista, sería Espinar el que negociaría con IU, Equo... e Íñigo la tendría que aceptar”.

Esa situación, añaden, es la que viene padeciendo Manuela Carmena desde las pasadas elecciones, cuando se vio al frente de un equipo en el que tiene a pocas personas de confianza a su disposición. Una paradoja que está provocando en la alcaldesa un desgaste extra y la frustración de no controlar a su propio gobierno.

El objetivo es crear un nuevo núcleo duro

Consciente de todos esos problemas, Errejón ha descartado ser candidato al Ayuntamiento y ha optado por un reto más que complejo: convertirse en presidente de la Comunidad de Madrid logrando la victoria de Podemos en las autonómicas.

Ese objetivo, reconocen las fuentes consultadas se antoja complicado, ya que la formación morada es ahora mismo la tercera fuerza política en la región. No obstante, Errejón sabe que, de cara a esos comicios, sí podrá crear una candidatura y equipos propios, integrados por personas de su máxima confianza.

Y, con esa lista, independientemente del resultado que obtenga, el joven diputado aspira a convertir el grupo parlamentario de Podemos en la Asamblea en un nuevo núcleo duro del partido frente a Pablo Iglesias. Es decir, “volver a tener un equipo detrás que se ha disuelto después de la derrota en Vistalegre II”.

Las fuentes consultadas recuerdan, en este sentido, que Errejón ya tiene “importantes apoyos” en la Asamblea de Madrid, y que antiguos rivales del propio Iglesias, como Teresa Rodríguez en Andalucía, consiguieron influir en el secretario general gracias al equipo que tenían detrás en sus parlamentos autonómicos.

Buena relación con el PSOE

Aunque la prioridad es volver a liderar un nuevo núcleo, Errejón y los suyos no descartan, en absoluto, dar la campanada y llegar al gobierno autonómico dentro de dos años. Un reto mayúsculo que, no obstante, pude cumplirse si se dan tan solo dos condiciones: que Cifuentes no logre la mayoría absoluta y que la suma con Ciudadanos no le sea suficiente.

Ambos escenarios no se descartan del todo porque tanto PP como Ciudadanos “están a la baja” en Madrid y Cristina Cifuentes sigue lejos de la mayoría absoluta. Además, añaden las fuentes consultadas, Errejón movilizaría a muchos más votantes que José Manuel López en 2015 al tener un nivel de conocimiento entre el electorado muy superior.

Además, la buena relación de los afines a Errejón con los socialistas en la Asamblea de Madrid puede favorecer a un entendimiento entre los dos partidos y que se pueda dar un gobierno de coalición, bien con Podemos o con el PSOE al frente. Ninguna de las dos modalidades, además, sería descartada por el ya elegido candidato de la formación morada a la Comunidad.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·