Viernes 20/10/2017. Actualizado 20:33h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

España renunció a un puesto directivo en Naciones Unidas para que Bibiana Aído fuera nombrada asesora externa de la ONU: la ex portavoz de Javier Solana era la favorita

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Gobierno renunció a ocupar un puesto directivo en Naciones Unidas para lograr, a cambio, el nombramiento de Bibiana Aído como asesora externa de la ONU. Al puesto directivo optaba, con posibilidades, Cristina Gallach, ex portavoz de Javier Solana, que ha quedado fuera.

A España, por tanto, no le ha salido ‘gratis’ la designación de la ex ministra de Igualdad como asesora de la Agencia de Naciones Unidas para la Mujer.

Según ha sabido El Confidencial Digital, España optaba a ocupar una vacante en los puestos directivos de la ONU que quedó libre a principios de año, y debía proponer un funcionario de dirección D2, el cuarto nivel en importancia entre todos los rangos profesionales en Naciones Unidas: por encima sólo están los directores D1, el Subsecretario General y el Secretario General.

En los últimos meses había sonado con fuerza para ese alto puesto el nombre de Cristina Gallach, ex portavoz de la presidencia española de la UE, y de Javier Solana en la OTAN y en el Consejo para la Política Exterior y de Seguridad Común. Contaba con el respaldo de importantes cargos en Bruselas, y era considerada la ‘aspirante ideal’, debido a su larga trayectoria política e institucional en la UE.

Bibiana, sólo para un año

Las opciones de Gallach se vieron comprometidas cuando la ONU comunicó a España que debía decidir entre ese puesto directivo en el organismo y el nombramiento de Bibiana Aído como asesora de Naciones Unidas.

El Gobierno se inclinó por la segunda opción, pese a que el cargo que ocupará la ex ministra de Igualdad es mucho menos relevante, además de estar vinculado a la permanencia de Michelle Bachellet al frente de la Agencia para la Mujer de la ONU, cuya salida se espera para el año que viene.

Con intérpretes de inglés

Fuentes de toda solvencia consultadas por ECD, conocedoras de los detalles de la llegada de Bibiana Aído a la ONU, explican que el Gobierno llevaba tres meses en conversaciones con Naciones Unidas para cerrar el nombramiento de la política andaluza.

A la entonces secretaria de Estado de Igualdad se le preguntó sobre su disponibilidad para ocupar el cargo, y su respuesta fue afirmativa. En sus conversaciones con los representantes de la ONU, Aído precisó de intérpretes, al no manejarse con fluidez en inglés.

Las fuentes antes citadas afirman que la ex ministra se embolsará 98.000 dólares en un año gracias a su nuevo cargo como asesora de la Agencia de Naciones Unidas para la Mujer.

El Confidencial Digital se ha puesto en contacto con Cristina Gallach para conocer más detalles sobre su candidatura al puesto directivo de la ONU y la renuncia del Gobierno. Sin embargo, la representante española en el departamento de Comunicación del Consejo de Ministros de la UE ha declinado hacer comentarios al respecto.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·