Jueves 14/12/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Elecciones en Galicia y País Vasco

La mayoría de Feijóo y el hundimiento en Euskadi dejan en debilidad a Pedro Sánchez

El líder del PSOE planeaba gobernar en Galicia con En Marea y el BNG. Su salida es entrar en el gobierno de Urkullu. El PP esperaba mejores resultados de Alfonso Alonso

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Noche negra para los intereses de Pedro Sánchez. Las elecciones celebradas en Galicia y País Vasco dejan sin argumentos al líder del PSOE, que confiaba en poder formar una coalición de gobierno para liderar la Xunta. En el PP, se esperaba más de la candidatura de Alonso, mientras que a Ciudadanos le han fallado las circunscripciones clave. Podemos ha restado poder a EH Bildu en Euskadi.

Alberto Núñez Feijóo, en su comparecencia tras ganar las elecciones. Alberto Núñez Feijóo, en su comparecencia tras ganar las elecciones.

Las elecciones de ayer dejan, en ambas comunidades autónomas, un escenario muy similar al que había antes de los comicios. Alberto Núñez Feijóo e Íñigo Urkullu volverán a gobernar después de haber mejorado los resultados de 2012. El nacionalista vasco, eso sí, tuvo que esperar hasta el final para saber si le bastaba solo el apoyo del PSOE o también necesitaría al PP.

Los resultados finales fueron los siguientes:

--En Galicia, el PP ha obtenido 41 escaños; En Marea 14; PSOE 14 y BNG 6.

--En el País Vasco, el PNV ha logrado 29 escaños; EH Bildu 17; Podemos 11; PSOE 9 y PP 9.

La noche de Feijóo y la debacle de Sánchez

Los resultados en el País Vasco fueron exactamente los mismos que marcaban las últimas encuestas, pero en Galicia nadie podía prever que Feijóo consiguiera una mayoría absoluta tan holgada, logrando incluso más votos que hace cuatro años, aunque finalmente los mismos escaños.

El presidente gallego fue el gran vencedor de la noche, y algunos compañeros de partido ya le sitúan como el mejor colocado para suceder a Mariano Rajoy a corto plazo. El actual líder del PP, que llegó pasadas las ocho de la tarde a Génova, no tardó en llamar a Feijóo para felicitarle. También telefoneó a Urkullu, al que ofreció el apoyo de los populares en el Parlamento Vasco.

Y si Feijóo fue el triunfador de la jornada electoral, el principal perjudicado tras los comicios esPedro Sánchez. Según fuentes socialistas consultadas por El Confidencial Digital, esperaba unos “resultados asumibles”. Por eso, anoche optó por ‘esconderse’ tras el varapalo sufrido por el partido en ambas regiones.

El secretario general del PSOE llegó a Ferraz y se rodeó de sus aliados más fieles para seguir la jornada electoral, con César Luena, Antonio Hernando y Óscar López a la cabeza. El secretario de Organización del partido compareció en rueda de prensa tras confirmarse unos resultados que nadie esperaba que fueran tan malos.

El pacto infructuoso del PSOE con el BNG…

La hecatombe del PSOE en Galicia ha dejado en nada las gestiones realizadas por Xoaquín Fernández Leiceaga, con el visto bueno de Ferraz, para intentar construir un gobierno alternativo al del PP si Alberto Núñez Feijóo no lograba la mayoría absoluta.

Ex del BNG, el cabeza de lista socialista había tendido puentes con los nacionalistas gallegos para lograr una coalición en la que también estuviera presente En Marea. Los datos que se manejaban en el PSOE daban por hecho que no habría “sorpasso” en Galicia y, por tanto, se confiaba en ese escenario.

... y sorpasso en Galicia y País Vasco

Las previsiones de Ferraz no se han cumplido. La movilización del voto de centro-derecha en Galicia a favor de Feijóo y en detrimento de Ciudadanos, y el sorpasso de En Marea al PSOE, con más votos que los socialistas pese a haber obtenido los mismos 14 escaños, han dejado sin argumentos a Pedro Sánchez.

El “sorpasso” de la formación morada también se ha producido, como estaba previsto, en el País Vasco, donde los socialistas han perdido 7 escaños con respecto a 2012 y se ha quedado en 9, por los 11 de Podemos.

En Euskadi, no obstante, la necesidad del PNV de pactar con el PSE otorga cierto papel de importancia a los socialistas: “Volvemos a ser decisivos. Ahora toca hablar con Urkullu”, avisan desde Ferraz.

Urkullu deja la puerta abierta al PSOE

Los nacionalistas vascos, por su parte, estuvieron hasta el último momento pendientes del escrutinio, ya que en varias ocasiones durante la noche la suma de EH Bildu y Podemos daba 38 escaños, y por tanto abría la posibilidad de una candidatura enfrentada a la de Urkullu, que necesitaría pactar con PSOE… y PP.

Con los 29 escaños obtenidos finalmente, al PNV le basta con repetir el pacto de estabilidad que ya selló la anterior legislatura con los socialistas. Además, desde la formación jeltzale no cierran la puerta a la entrada del PSOE en el gobierno de Urkullu: “Es posible. Hay que hablar con ellos y también con los demás partidos”.

Sobre un posible acuerdo global con los socialistas que incluya también el apoyo del PNV a Pedro Sánchez en Madrid de cara a una investidura, personas muy próximas a Urkullu lo ven lejano: “Hasta ahora no han hablado con nosotros y parece que no lo van a hacer”. No obstante, añaden, “nosotros estamos dispuestos a escuchar”.

Alonso no logró el décimo escaño

En el PP Vasco daban por hecho, antes de que se confirmara, que el PNV lograría ese escaño 29 y no les necesitaría para asegurar la investidura. Además, desde el equipo de Alfonso Alonso daban por imposible cualquier acuerdo: “Ellos ya tienen 37 pactos en la región con el PSOE y además apuestan por el derecho a decidir. Que no cuenten con nosotros”.

Sobre los resultados obtenidos por Alfonso Alonso, desde el PP reconocen que esperaban mantener los 10 escaños obtenidos en 2012, aunque “un puñado de votos en Vizcaya y Guipúzcoa” lo han impedido.

Podemos debilita a EH Bildu

Vizcaya ha sido, precisamente, el principal hándicap para un Podemos que aspiraba a estar más cerca de EH Bildu al acabar el escrutinio. El partido morado ha perdido una buena parte de los votos que logró en esa circunscripción en las generales de junio, lo que les ha impedido lograr más representación parlamentaria.

Pese a ello, la irrupción de Podemos ha restado poder a EH Bildu, que pierde 4 escaños respecto a 2012. Los otros 7 logrados por la formación del círculo han sido en detrimento del PSOE.

A Ciudadanos le falló Lugo y Álava

Ciudadanos no ha logrado finalmente entrar en ninguno de los dos parlamentos en liza. Un hecho que deja muy tocado al partido de Albert Rivera de cara a unas hipotéticas terceras elecciones.

A los naranja les fallaron dos circunscripciones clave para haber arañado un escaño, tanto en Galicia como en el País Vasco. En Lugo, el avance del PP dejó a C´s más lejos de lo previsto de la representación parlamentaria, mientras que en Álava no obtuvo el escaño por apenas 500 votos.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··