Lunes 18/12/2017. Actualizado 01:04h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

El plazo para la investidura finaliza a finales de ese mes

Felipe VI celebrará una última ronda de consultas en la primera semana de octubre

Zarzuela ha esperado al resultado de las elecciones vascas y gallegas, pero sobre todo al desenlace del Comité Federal del PSOE

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La primera semana de octubre será decisiva para saber si va a haber gobierno en esta legislatura o, por lo contrario, vuelven a convocarse elecciones generales. Felipe VI tiene pensado convocar a los partidos entre el 3 y el 7 de octubre para a una nueva ronda de consultas, con el fin de conocer si algún candidato tiene apoyos suficientes para ser investido presidente.

Felipe VI y Mariano Rajoy. Felipe VI y Mariano Rajoy.

Según cuentan a El Confidencial Digital fuentes próximas a la Presidencia del Congreso, Casa Real ha transmitido ya la intención del monarca de volver a celebrar una nueva ronda de consultas con los partidos en esa primera semana de octubre.

Aún no se han establecido los días exactos para citar a cada líder de las diferentes formaciones. No obstante, la intención de Felipe VI es conocer ya el viernes, día 7, si algún candidato cuenta con los apoyos necesarios para ser presidente.

En caso afirmativo, lo propondrá para que se celebre un nuevo pleno de investidura. En caso contrario, no nombrará ningún candidato, y con ello las terceras elecciones generales serán prácticamente inevitables.

A la espera del PSOE

Las fuentes consultadas por ECD explican que el rey piensa en la primera semana de octubre porque, con el calendario en la mano, “es la semana que más se ajusta a cualquiera de los escenarios posibles”.

En primer lugar, Felipe VI ha querido esperar a que el PSOE celebre su Comité Federal, fijado para el 1 de octubre, con el fin de conocer si el partido cambia su postura en la investidura, dado que el resto de formaciones tienen fijada su posición. Sánchez deberá transmitirle el viernes, día 7, si facilitará el gobierno a Rajoy o, en otro caso, si tiene los apoyos necesarios para ser él candidato.

En ese sentido, si el líder socialista quisiera realizar una consulta previa la militancia sobre posibles alianzas para formar Gobierno, ésta se podría celebrar esa misma semana, antes del viernes, por lo que para su reunión con el rey ya tendría, en teoría, una respuesta definitiva.

Tres semanas para reformar la ley electoral

En el caso de que Pedro Sánchez se mantenga en el “no a Rajoy”, y no consiga los apoyos suficientes para ser proclamado presidente, Felipe VI no propondrá ningún candidato a la investidura.

A partir de entonces, se abre un proceso de tres semanas en el que los partidos se centrarán en un objetivo: aprobar antes del 30 de octubre una reforma de la legislación electoral que acorte el periodo de campaña y los plazos para presentación de candidaturas y, de esa forma, permita celebrar las nuevas generales el 18 de diciembre en lugar del 25, día de Navidad.

Precisamente por ese motivo, Felipe VI apuesta por celebrar la ronda de consultas la primera semana de octubre. Si la convocara en fechas más próximas a la disolución de las Cortes, tal y como hizo a finales de abril cuando el periodo para formar gobierno acababa el 2 de mayo, no habría tiempo para presentar en el Congreso la reforma electoral, aprobarla, que vaya al Senado, y llegue a la Cámara Baja ratificada.

Las fuentes parlamentarias consultadas por ECD explican que, de no celebrarse debate de investidura, no es descartable que la tramitación de la reforma de la ley se iniciara incluso en la semana del 12 de octubre, a pesar de que no hay previstos plenos, para que dé tiempo a aprobarla por las dos cámaras en las dos semanas siguientes.

¿Y si hay un acuerdo in extremis?

La convocatoria de una ronda de consultas la primera semana de octubre deja también abierta la puerta a un acuerdo in extremis que evite nuevas elecciones, sea por la abstención del PSOE a la investidura de Rajoy, sea por un pacto de Pedro Sánchez con el resto de formaciones políticas.

En ese segundo caso, “el acuerdo se debe producir en torno al 25 de octubre, martes, para que puedan convocarse los dos plenos de investidura con 48 horas de diferencia entre el primero y el segundo”.

De llegarse a tal situación, “la ronda de consultas con el rey podría ser incluso telefónica, para agilizar el proceso y nombrar al candidato cuanto antes”.

No obstante, las fuentes parlamentarias a las que ha tenido acceso ECD ven ese escenario “altamente improbable”.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··