Jueves 14/12/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

El último movimiento de Pedro Sánchez

Ferraz impondrá el voto secreto en el Comité Federal para evitar presiones de los críticos

Susana Díaz establecerá en la federación andaluza el “mandato cerrado”: los delegados que no lo cumplan podrán ser sancionados e incluso expulsados

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Pedro Sánchez y su equipo están seguros de que, sobre el papel, y teniendo en cuenta lo que les han dicho los miembros de la ejecutiva y del Comité Federal, tienen un apoyo mayoritario para sacar adelante la propuesta de primarias y congreso. No obstante, las presiones de los barones puede hacer que muchos cambien de voto en el último momento. Algo que en Ferraz saben cómo evitar.

Pedro Sánchez, en el último Comité Federal. Pedro Sánchez, en el último Comité Federal.

Tal y como se ha publicado en estas páginas, César Luena ha hecho cuentas y ha notificado a Pedro Sánchez que los críticos dentro de la ejecutiva y entre los miembros del Comité Federal son minoría. Tanto, que según las estimaciones de Ferraz, “están con nosotros 200 de los 290 convocados el próximo sábado”.

No obstante, en las últimas horas los críticos se han movilizado para intentar frenar, como sea, la aprobación de las primarias y el congreso nacional. La estrategia va en dos direcciones: conseguir la dimisión de la mitad de la actual ejecutiva, o imponer el voto a los representantes de las diferentes federaciones en el Comité Federal.

La primera de esas estrategias parece no preocupar a Ferraz, donde se insiste en que hay menos de cinco díscolos en la actual ejecutiva. La segunda, sin embargo, sí ha generado cierta alarma, ya que los barones contrarios a Sánchez buscan imponer a todos sus delegados con voto en el Comité Federal un “no” a la propuesta de Ferraz.

De hecho, según ha sabido El Confidencial Digital, Susana Díaz establecerá este jueves, en la reunión con su propia ejecutiva el llamado “mandato cerrado”. Es decir, que todos los representantes andaluces tengan la obligación de votar en contra de las primarias y el congreso o, de lo contrario, puedan ser sancionados e incluso expulsado.

Ferraz reacciona

Ante estos movimientos, Ferraz ha reaccionado. Tal y como confirman a este diario dirigentes nacionales del partido, Pedro Sánchez y sus colaboradores más cercanos están estudiando la posibilidad de imponer el voto secreto en el Comité Federal del próximo sábado para que todos los miembros del organismo voten “en libertad” y eludiendo las “presiones” de los críticos.

Esta fórmula no se había tenido que utilizar jamás en una votación del máximo órgano de control del PSOE. No obstante, las circunstancias excepcionales de este cónclave, y la “amenaza” de que los miembros del Comité Federal voten en contra de su voluntad obligados por los dirigentes regionales, hacen que Ferraz apueste por esta vía.

De imponerse ese voto secreto, “que permiten los estatutos”, el equipo de Pedro Sánchez se muestra convencido de que logrará un amplio respaldo el próximo sábado y que nadie podrá evitar la celebración de las primarias y el congreso nacional.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··