Lunes 18/12/2017. Actualizado 11:26h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Fiesta y tiros en el pueblo de los piratas del 'Alakrana' tras el pago del rescate. Se dispara el precio de la droga y se llena de vendedores de todoterrenos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El pago de los 2,7 millones de euros como rescate del ‘Alakrana’ ya ha dejado huella en las poblaciones costeras de Somalia, cercanas al lugar donde se encontraba fondeado el atunero vasco. En Harardherede, la base de los piratas, se vive un ‘ambiente de fiesta’. Además, se ha disparado el precio de la droga.

El anuncio del final del secuestro y de la obtención del dinero del rescate provocó el entusiasmo en la población donde residen la mayoría de los piratas. La alegría embargó sobre todo a los comerciantes locales, quienes abastecen a los piratas y que ven ahora maximizadas las ventas de sus negocios, informa France Press.

Esta agencia de noticias ha podido entrevistar a uno de los piratas, Hisri Ahmed, horas después de que abandonase el Alakrana junto a su botín. Este ha confesado que “si los habitantes tuviesen fuegos artificiales a su disposición, los habrían tirado durante toda la noche”.

Mientras el último de los esquifes piratas llegaba a la costa “y se confundía entre la gente para desaparecer” –según confirmó el Jefe del Estado Mayor de la Defensa en rueda de prensa-, una multitud de milicianos tomaba el pueblo para repeler un posible ataque en tierra de fuerzas de la Operación Atalanta. Un ataque que no se produjo, por lo que las armas de estos milicianos dispararon al aire durante toda la noche en señal de festejo.

Uno de los testimonios más significativos es el de un comerciante local, que confesó que dos de los piratas que acababan de llegar del Alakrana gastaron 1.700 dolares –algo más de 1.100 euros- en distintas mercancías. Los corsarios prometieron darle al comerciante ayudas por valor de 4.000 dólares. “Son generosos y merecen mi admiración”, concluyó el vendedor.

Por otra parte, citando fuentes residentes en esta población, inmediatamente después de la liberación del ‘Alakrana’ comenzó a “dispararse” el precio del jat, la droga euforizante que utilizaban los piratas. Además, el pueblo se llenó de vendedores de vehículos todoterreno buscando a los participantes en el botín.

Según otro residente de Harardhere, los jefes tradicionales y autoridades religiosas trataron de convencer a los piratas que liberaran sin condición a los rehenes, sin lograrlo.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··