Jueves 23/11/2017. Actualizado 10:59h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Caso Garzón. Periodistas de investigación y revistas políticas buscan la foto más comprometida: Emilio Botín, presidente del Santander, en la boda de la hija del juez

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Periodistas especializados en temas de investigación, sobre todo de revistas y semanarios políticos, están rastreando la pista de una fotografía que dejaría al juez Garzón en situación aún más delicada. Y tiene que ver con el presidente del Banco de Santander, Emilio Botín.

Fuentes periodísticas consultadas por El Confidencial Digital confirman que esa imagen se ha convertido estos días en la meta más preciada de esos informadores y publicaciones, que quieren conseguir alguna instantánea del banquero cuando asistió a la boda de María Garzón, la hija menor del magistrado de la Audiencia Nacional.

Aparte del interés en sí de esa fotografía, su publicación cobraría mucho más trascendencia porque Baltasar Garzón ha afirmado, en relación con el sumario en el que se encuentra incurso por las subvenciones del banco a su ciclo de conferencias en Estados Unidos, que no conocía personalmente a Emilio Botín.

La boda de María, hija menor del magistrado procesado, que se desarrollo por lo civil, se celebró en abril de 2008 y la ‘ofició’ el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón. Al banquete posterior asistieron 500 personas, algunos de ellos conocidos empresarios como Isidoro Álvarez.

Según personas que estuvieron en el banquete, Emilio Botín se sentó en la mesa presidencial. La búsqueda de los investigadores se centra en que alguno de los asistentes hubiera hecho por su cuenta alguna fotografía de la presidencia en la que aparezca el banquero.

"Pudo haber coincidido"

Baltasar Garzón declaró ayer en el Tribunal Supremo sobre el patrocinio del Banco Santander a los cursos que él dirigió en Nueva York. El testimonio duró cinco horas, y se produjeron momentos de tensión cuando el instructor, Manuel Marchena, le pidio que le respondiera y tratara con respeto.

El juez le preguntó por su relación histórica con Emilio Botín antes del patrocinio y después. Garzón afirmó que "pudo" haber coincidido con el banquero "dos o tres veces" en presencia de otras personas, pero sin aclarar con qué motivo. Y dijo que no le une con él "ninguna relación especial", ni antes, ni ahora, ni después.

 

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·