Viernes 19/01/2018. Actualizado 13:54h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Así se vivió el frenético 20-N en los pasillos de Génova. Viri no dejó solo a su marido en todo el día, el protagonismo de Enrique Rajoy y las banderas de España a 10 euros

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La noche electoral el Génova, 13 fue de lo más movida. Miles de simpatizantes se congregaron frente al balcón, pero dentro, en el edificio, dirigentes y periodistas protagonizaron una frenética jornada. El más tranquilo, sorprendentemente, fue Mariano Rajoy, que calmó la euforia a los suyos a su llegada a la sede del PP.

Estos son algunos de los detalles menos conocidos que se vivieron anoche en los pasillos de Génova durante la tarde-noche:

-- Mariano Rajoy llegó el segundo a Génova, donde ya le esperaba María Dolores de Cospedal. El ganador de las elecciones fue a primera hora a votar y pasó un día en familia, con su mujer e hijos. Viri Rodríguez pasó toda la jornada a su lado, como ya hizo en las pasadas elecciones de 2008.

-- En el despacho de Rajoy, ya por la tarde, estuvieron su hermano Enrique (el pequeño), su hermana Mercedes y toda la familia por parte de su mujer. Juntos compartieron los momentos más íntimos de la victoria electoral. Enrique Rajoy fue uno de los protagonistas de la noche. Aunque pocos le conocen, periodistas y dirigentes hablaban de él y de lo importante que es para el futuro presidente del Gobierno. Como en anteriores citas con las urnas, estuvo al lado de su hermano en todo momento.

-- Rajoy, aseguran desde su entorno más próximo, en ningún momento estuvo eufórico. “Es un tío tranquilo”, comentó un estrecho colaborador en los momentos clave del recuento de los votos.

-- Los dirigentes del PP que estuvieron con Rajoy en la séptima planta fueron Cospedal, Soraya Sáenz de Santamaría, Jorge Moragas, Ana Mato, Alberto Ruiz-Gallardón, Esperanza Aguirre, Arias Cañete, Pío García Escudero y Michavila.

-- A las 8 en punto, circuló por la sede la encuesta a píe de urna realizada por TVE y la Forta y que daba 181-185 escaños al PP. Un dirigente comentó: “Tranquilos, hay que esperar”.

-- Ana Mato, fruto de los nervios, cometió un pequeño lapsus en su primera comparecencia: “Buenos días”, dijo

-- El catering especial que sirvió el PP corrió a cargo de La Blonda. Había incluso cervezas. Se notó la austeridad.

-- La dirección dio orden de cambiar los carteles una vez cerradas las urnas en la Península. De esta forma, el eslogan del balcón cambió de “Gracias” a “Súmate al cambio”.

-- Algunos comerciantes de la zona incrementaron notablemente sus ventas gracias a los simpatizantes del PP que se dieron cita en la calle. La oferta: 5 euros, bocadillo + refresco.

-- Hubo incluso vendedores de banderas de España, a 10 euros la unidad. Uno de ellos comentó: “Estoy haciendo mi agosto”. Familias enteras las compraron por docenas.

-- Alguna señora alertó de la presencia de carteristas en la aglomeración de simpatizantes. La Policía presente en la zona, así como los encargados se seguridad del PP, desmintieron esta versión.

-- A las 22 horas, una vez escrutado el 70%, comenzó a sonar en la sede del PP canciones de moda del estilo reaggetón.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··