Lunes 23/10/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

También fue una respuesta al viaje de Albert Rivera

Por qué el Gobierno reunió al Consejo de Seguridad Nacional para hablar de Venezuela

En Moncloa preocupa la amenaza de un estallido social y que el único interlocutor de España con Maduro sea Zapatero

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El pasado 27 de mayo, Rajoy convocó una reunión del Consejo de Seguridad Nacional en la que Venezuela se convirtió en el tema principal. Desde la oposición se acusó al Gobierno de “electoralismo”, al convocar ese cónclave tras las visitas de Albert Rivera y Zapatero a Caracas. No obstante, la preocupación del Ejecutivo sobre lo que pasa en el país iberoamericano es real.

Reunión del Consejo de Seguridad Nacional. Reunión del Consejo de Seguridad Nacional.

El Consejo de Seguridad Nacional es el órgano encargado de asistir y asesorar al presidente del Gobierno en la dirección de la política de seguridad nacional del país. A él asisten el director de gabinete de Presidencia, la vicepresidenta; los ministros de Asuntos Exteriores, Defensa, Interior, Justicia, Economía, Hacienda, Fomento y Sanidad; el secretario de Estado de Seguridad, el director del CNI y el director del Departamento de Seguridad.

En su reunión de hace dos semanas, el CSN abordó, tal y como se anunció desde Moncloa, la actual crisis política de Venezuela y la situación por la que atraviesan los 200.000 españoles allí residentes. Dos argumentos que no convencieron a los partidos de la oposición, que acusaron al Gobierno de actuar de modo electoralista para responder a las visitas de Albert Rivera y Zapatero al país.

Altos cargos gubernamentales, a los que ha tenido acceso a El Confidencial Digital, aseguran que, desde hacía tiempo, se había barajado la posibilidad de analizar la situación del país sudamericano en el Consejo. No obstante, añaden, las polémicas suscitadas con Maduro y los viajes del ex presidente y del líder de Ciudadanos también influyeron en la planificación del cónclave.

Finalmente, Venezuela y la situación de los españoles que viven en el país sudamericano fueron protagonistas de la reunión del Consejo, en el que se analizaron tres posibles amenazas para España y sus ciudadanos. Son las siguientes:

-Riesgo de estallido social

Los allí presentes tuvieron acceso a testimonios que dejaban a las claras el clima de tensión política que se vive en Venezuela, donde la ciudadanía y la oposición ya no descartan tomar las calles para exigir el referéndum revocatorio contra Maduro.

El presidente venezolano ha reaccionando a esas amenazas implantando medidas relacionadas con el estado de excepción, con policías y militares en las calles y un toque de queda auto-impuesto desde el mes pasado por los ciudadanos para evitar riesgos por la noche.

Todo ello, explican las fuentes consultadas, puede provocar un estallido social que supondría un riesgo para la integridad de los 200.000 españoles que viven en Venezuela. Un escenario que, de producirse, justificaría la intervención de España para evacuar a los compatriotas que puedan sufrir algún tipo de daño.

-Falta de previsiones hasta en la embajada

La falta de provisiones por las que atraviesa toda la población civil está llegando a afectar, incluso, a la embajada española en Caracas. Desde Exteriores confirman a ECD estos problemas, incluso para productos básicos como el pan o el aceite: “Es una situación nunca vista hasta la fecha”, sostienen.

Las mismas fuentes reconocen que, desde la embajada, “se tiene poca capacidad para hacer cosas”, aunque a finales de mayo, por ejemplo, fue la propia delegación la que se movilizó para conseguir azúcar para los ciudadanos.

Mientras, el estraperlo se ha consolidado, entre la población, como el método más efectivo para lograr alimentos: “Todo el mundo conoce cuándo y dónde llegan camiones con comida, y las colas que se forman son enormes”.

-Zapatero, único interlocutor

El tercero de los grandes problemas que España debe afrontar en la crisis con Venezuela, y que se trató en la reunión del Consejo de Seguridad Nacional celebrada el pasado 27 de mayo, es la falta de interlocución del actual Ejecutivo con el gobierno de Nicolás Maduro.

En concreto, se dejó constancia que las constantes polémicas con el presidente sudamericano han enfriado toda relación entre ambos países, lo que además dificulta la obtención de información sobre la situación de los españoles que viven en Venezuela.

En ese sentido, los representantes de Moncloa transmitieron su preocupación por el hecho de que solo José Luis Rodríguez Zapatero había mostrado, en los últimos meses, capacidad para comunicarse con el gobierno de Maduro.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·