Sábado 16/12/2017. Actualizado 13:13h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

El Gobierno tiene un plan para reabrir la central nuclear de Garoña en tres años. Un informe del CSN abre la puerta a introducir reformas y que vuelva a operar

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La central nuclear de Garoña podrá reabrirse después de que el próximo 6 de julio se anuncie su cese de actividad. Rajoy, que en la campaña electoral prometió la supervivencia de la central, maneja un plan para que ésta vuelva a ser activa en tres años.

El próximo 6 de julio, el ministro de Industria, José Manuel Soria, anunciará el cese definitivo de la actividad en la central nuclear de Garoña, después de que la propia empresa gestora, Nuclenor, remitiera al Consejo de Seguridad Nacional una solicitud en este sentido.

Sin embargo, según ha podido saber El Confidencial Digital, el Gobierno central maneja una estrategia que permitiría a la terminal reabrir en tres años y prolongar su actividad más allá de 2019.

Las fuentes consultadas por este diario explican que el Ejecutivo se basa en un informe del CSN, en el que se especifica que, para que la central pudiera reanudar su actividad durante la próxima década, “la presentación de la documentación” se deberá presentar “con tres años de anticipación a la fecha de concesión de la autorización”.

Esa posibilidad ya se anunció durante la anterior legislatura, en otro anuncio del propio Consejo.

Durante ese periodo, Garoña debería realizar un importante desembolso para adecuar sus instalaciones a los nuevos requisitos de seguridad, basados en las especificaciones técnicas obligatorias para todas las centrales tras el desastre de Fukushima, así como las nuevas condiciones que incluya la nueva reforma energética, que Industria está redactando.

La prórroga de un año en parada ha quedado descartada

Las fuentes consultadas por ECD explican que la posibilidad de prorrogar un año la actual situación de la central, que se encuentra en parada desde 2012, ha quedado absolutamente descartada.

Esa vía fue debatida hace semanas en el Consejo de Seguridad Nacional a petición del ministerio de Industria, que quería consultar la viabilidad de esa prórroga de un año para dar a la empresa la posibilidad de solicitar el permiso para volver a tener actividad.

Sin embargo, y a pesar de que el CSN dio su visto bueno con tres votos a favor y dos en contra, la Orden Ministerial no antes del 1 de junio, fecha límite para llevar a cabo esa prórroga.

Además, desde Nuclenor se transmitió que, por motivos económicos, era inviable realizar el desembolso necesario para reabrir la central en un año.

La estrategia del Gobierno, que posibilita esa vuelta a la actividad en tres años, y que Garoña pueda seguir más allá de 2019, hace más factible esa inversión.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··