Martes 22/05/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

La Guardia Civil montó un operativo en Ribadesella para detener a Iratxe Yáñez tras recibir una pista fiable: controles en el Sella y en el pueblo de la abuela de Letizia Ortiz

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Sucedió así. Alguien se cruzó en Ribadesella con una pareja y le extrañó que hablaran entre ellos en euskera. Como la chica, además, se parecía a uno de los rostros distribuidos por Interior, el viandante le sacó discretamente una instantánea. La Guardia Civil, temiendo un atentado en el Descenso del Sella, montó un operativo policial.

Según ha podido confirmar El Confidencial Digital, estos hechos tuvieron lugar el fin de semana del 1 de agosto. Tras corroborar la veracidad de la escena descrita, la Guardia Civil de Asturias decidió calificar de “pista fiable” aquella fotografía donde aparecía una cara que se asemejaba tanto al de la etarra Iratxe Yáñez, uno de los seis terroristas más buscados, que habría participado en la campaña Balear y podía estar preparando un atentado en la villa de Ribadesella.

Inmediatamente, agentes del Instituto Armado diseñaron y pusieron en marcha un operativo de busca y captura de la presunta etarra.

Una de las hipótesis que barajó la Benemérita es que ETA hubiera decidido atentar durante la famosa competición internacional del Descenso del Sella, que iba a tener lugar el siguiente fin de semana. Además, por si esto fuera poco, la abuela de Letizia Ortiz, Menchu Álvarez del Valle, tiene fijada su residencia habitual en el municipio riosellano.

Según confiesan a ECD testigos presenciales, la cita anual de ‘las piraguas’ –como es conocido popularmente en Asturias el Descenso- estuvo marcada este año por intensos controles policiales a la entrada y salida del pueblo, que “obligaban a muchos de los visitantes a salir de sus coches y presentar la documentación”.

El operativo no llamó especialmente la atención entre los habituales porque otros años la fuerzas del orden también realizan un despliegue pero para impedir que se introduzcan estupefacientes en la villa. Sin embargo, en esta ocasión, los perros que se utilizaron estaban entrenados para la detección de explosivos y no de droga.

También se situaron controles en las principales vías de acceso a la región, como en la Autovía Minera, donde se instaló una patrulla de la Guardia Civil, con carril de identificación y agentes fuertemente armados.

A la altura del peaje del Huerna, una pareja de guardias civiles realizaba a su vez su cometido. Testigos presenciales han narrado a ECD la siguiente escena: “Dijeron que era un control de estupefacientes, nos hicieron bajar, nos registraron los bolsillos y abrieron el maletero, que iba lleno. Uno de ellos nos miró detenidamente a cada uno y a continuación, negó con la cabeza dirigiéndose a su compañero. Se despidieron muy atentamente y se marcharon. Nos pareció que no buscaban droga, sino a alguien”, precisan.

Hay que recordar que ETA ha incluido anteriormente a Ribadesella entre sus objetivos estivales. En 2004, los terroristas hicieron estallar varios artefactos en la villa durante las fiestas, causando sólo daños materiales. En 2008, entre la documentación incautada al ‘Comando Donosti’, figuraba el cuartel de la Benemérita riosellana como un objetivo prioritario de cara a un atentado.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··

Lectores El Confidencial Digital

··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··