Martes 12/12/2017. Actualizado 13:33h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

La reforma de la Infantería de Marina conlleva la disolución de su Unidad de Operaciones Especiales (UOE) y la fusión con la Unidad Especial de Buceadores de Combate

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El grupo de élite de la Infantería de Marina tiene los días contados. La orden del Almirante Jefe de Estado Mayor de la Armada (AJEMA), Manuel Rebollo, implica la disolución de la Unidad de Operaciones Especiales (UOE) y la fusión con la Unidad Especial de Buceadores de Combate de la Armada. El resultado será la creación de la Unidad de Guerra Naval Especial, que nace con algunas complicaciones.

Según las fuentes consultadas por El Confidencial Digital, la reforma de la Infantería de Marina que se inició durante la pasada Navidad, se ha iniciado con algunos problemas. Una de las medidas es la gestación de una nueva agrupación que llevará por nombre Unidad de Guerra Naval Especial, que estará formada por marineros de la Armada e infantes con una formación específica en operaciones especiales.

Concretamente, la Unidad estará formada por la Unidad Especial de Buceadores de Combate de la Armada y la Unidad de Operaciones Especiales (UOE) de Infantería de Marina. Con la nueva iniciativa y la reorganización en curso, el AJEMA pone fin al grupo que se dio a conocer con actuaciones como las llevadas a cabo en el Islote Perejil o el abordaje al barco coreano ‘So San’. Pero hay polémica sobre el modo en el que se están llevando algunas acciones.

Actualmente, la Escuela Militar de Montaña y Operaciones Especiales está formando en el habitual curso de operaciones especiales al primero de los oficiales del Cuerpo General de la Armada que se encuadrará dentro de la nueva unidad. Las mismas fuentes sostienen que “se está haciendo la vista gorda” con el marinero, del que se indica que “debería haber sido baja automática en el curso” por varios errores cometidos en el periodo formativo que aplicados a otros aspirantes hubieran supuesto decisiones diferentes.

El enfado entre los infantes de la UOE, que cuentan con una formación muy diferenciada de sus compañeros buceadores, es notable y no ha pasado desapercibido entre los mandos. Un ejemplo es la reciente renuncia durante el mismo curso de tres suboficiales de Infantería de Marina.

Por otro lado, hay quien apunta incluso que en las actuales circunstancias “los oficiales y suboficiales de la UOE no están dispuestos a ir a la nueva Unidad de Guerra Naval Especial, por lo que van a tener que mandarlos forzosos”.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··