Miércoles 13/12/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Informe interno. Después del “ahora no existimos”, Batasuna pone en marcha una reorganización sin precedentes, con Otegi como su líder carismático

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Batasuna y la izquierda ‘aberzale’ radical han iniciado una reorganización interna sin precedentes. La progresiva pérdida de peso político, confirmada en los últimos comicios vascos, ha impulsado esta decisión encaminada a la supervivencia de la organización. Arnaldo Otegi será su cabeza visible.

La izquierda independentista que no condena la violencia etarra obtuvo el pasado 1-M los peores resultados electorales de su historia. El voto nulo por el que apostaron, tras la ilegalización de la marca blanca con la que intentaron concurrir, Democracia 3 Millones (D3M), fue para Batasuna una catástrofe –amplíe más detalles pinchando aquí-. Así lo reconocen a nivel interno los dirigentes ‘abertzales’. Y es que en apenas 9 años, han perdido más de tres cuartas partes de sus apoyos en las urnas: en 1999 obtuvieron los mejores resultados de su historia con 400.000 votos.

Algunos dirigentes batasunos califican esta situación de “crítica” y han decidido que hay que cambiar el rumbo si la izquierda ‘abertzale’ quiere sobrevivir. Un documento interno distribuido entre sus bases, y al que ha tenido acceso El Confidencial Digital, especifica que “hay que pasar a la acción” y que “es la hora de hacer política”. El objetivo de esta decisión es convertirse en “el partido de la izquierda” del País Vasco.

Coincidiendo con el 30 aniversario de Herri Batasuna, la izquierda ‘abertzale’ distribuyó un informe entre sus simpatizantes con una visión catastrofista de su situación en la política vasca. La conclusión a la que llegan es que Batasuna ha pasado de ser el partido de los trabajadores y de la paz, a ver como sus principales dirigentes ingresan en prisión acusados de formar parte o cooperar con la organización terrorista ETA –ver noticia-.

Ahora, y con la mirada puesta en las municipales de 2011, Batasuna se reorganiza para volver a las instituciones. Éstas son las principales líneas de actuación que llevará a cabo la izquierda ‘abertzale’ en los próximos meses:

-- La cabeza visible será Arnaldo Otegi. Batasuna pretende impulsar la figura del líder ‘abertzale’. Él es el dirigente más carismático y mediático que tiene la organización y, tras su estancia en prisión, de la que salió en agosto, se convertirá en el líder de este ‘nuevo’ movimiento de la izquierda independentista.

En las últimas semanas, el portavoz ha incrementado su presencia ante los medios de comunicación. Hasta hace unos días, Otegi había estado desaparecido, pero hace unos días retornó a la vida pública habando ya en nombre de la izquierda ‘abertzale’.

Junto a Otegi, la nueva cúpula de Batasuna estará formada por el histórico dirigente Tasio Erkizia, quien ya ha comparecido antes los medios como portavoz de los ‘abertzales’; el ex secretario general del sindicato LAB, Rafa Díez Usubiaga; la actual líder de la organización obrera, Ainhoa Expide; o la ex parlamentaria, Nekane Erauskin. Su objetivo, tal y como se contó en estas páginas, conformar “una izquierda independendista eficaz” –acceder a la información-.

-- Condena a la violencia de ETA y negociación con el Gobierno. En estos momentos, Batasuna se debate entre la conveniencia o no de separarse, al menos de manera explícita, de la violencia de ETA. La división es evidente: los hay quienes apuestan por decir ‘no’ a la organización terrorista y tomar el camino político. Éste parece ser el caso del propio Otegi, que en una entrevista concedida a La Vanguardia en febrero aseguró que “el proyecto independentista sólo se puede construir a través de vías pacíficas y democráticas" y que "el Estado español no tiene que pagar ningún precio político a ETA ni a nosotros".

En este grupo de contrarios a la violencia también se encuentran históricos dirigentes ‘aberzales’, como Iñaki Antigüedad, que ha condenado el asesinato de Ignacio Uría y se ha mostrado partidario de que ETA no interfiera en las obras del tren de alta velocidad al País Vasco.

No obstante, por el momento ningún actual representante de Batasuna ha manifestado públicamente su condena a la organización terrorista. En cualquier caso, el sector duro de la formación destaca volver a sentarse con el Gobierno socialista a negociar. Un escenario al que también se opone en Ejecutivo de Zapatero, señalan fuentes socialistas consultadas por ECD.

-- El ascenso de Aralar. Otra de las situaciones que han impulsado esta remodelación de Batasuna es la meteórica ascensión de Aralar, que han pasado de tener un diputado a cuatro parlamentarios. Explican, internamente, que hay que volver a recuperar a algunos votantes que han decidido dar su apoyo a la formación del ‘traidor’ Zabaleta

-- Aburguesamiento de Batasuna. La formación hace autocrítica y razona a nivel interno que “el pisar moqueta” ha aburguesado a la izquierda ‘abertzale’. En este sentido, el hacer política eficaz y contundente se antoja como una necesidad.

-- Crisis económica. El periodo de recesión que atraviesa el País Vasco debe ser aprovechado por los ‘abertzales’ para ganar apoyos. Así, Batasuna debe convertirse en el ‘azote’ del Gobierno en materia económica. De momento, los sindicatos ‘abertzales’ han convocado una jornada de paros generales el próximo 21 de octubre en Euskadi y Navarra. Otegi ya ha llamado a secundar la huelga.

-- El partido de la izquierda. Una de las consignas es la de convertirse en el principal partido de la izquierda, ahora que el País Vasco, según ellos, “se españolizará” con la llegada de Patxi López. En este sentido, Batasuna aspira a ser la formación que represente a los trabajadores, los jóvenes, la ecología, que defienda los derechos de la mujer y la obligatoriedad de hablar euskera.

-- Azote de Patxi López. Entre sus prioridades, Otegi se centrará en criticar abiertamente la labor del nuevo ‘lehendakari’. Convertirse en su azote será su objetivo.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··