Lunes 22/01/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Informe reservado de la Ertzaintza sobre las bombas lapa de ETA. “Debes conocer al milímetro los bajos del vehículo”. “Aléjate 30 metros”. “No trates de manipularla”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Confidencial Digital ha tenido acceso al contenido de un informe reservado, elaborado por la Policía Autónoma Vasca para uso interno, con el nuevo protocolo de actuación que están siguiendo los amenazados de ETA.

Hace unas semanas, los medios españoles se hicieron eco de una nota de la agencia Vasco Press en la que se informaba de la existencia de un informe confidencial de la Unidad de Desactivación de Explosivos (UDE) de la Policía Autónoma Vasca que incluía las nuevas precauciones que deben tomar los agentes para evitar las bombas lapa de ETA.

El Confidencial Digital ha tenido acceso en exclusiva a los datos incluidos en ese documento, que consta de 19 páginas, en el que se detallan las últimas averiguaciones sobre los métodos de ETA para atentar con este tipo de artilugios, desde como detectarlos, hasta el protocolo a seguir en caso de dar con uno, pasando por los consejos para evitar su colocación.

Esta presentación, que incluye los logos de la Policía vasca, ha sido utilizada durante un Curso de Criminalidad Organizada impartido a la Unidad de Inteligencia Criminal, a la unidad de Adjuntos a la Viceconsejería de Seguridad, y a oficiales, suboficiales cabos y escoltas de la brigada móvil.

Estos son algunos de los detalles más relevantes que contiene:

Formas y tamaños de una bomba lapa

-- El formato puede diferir en el tamaño, no en la apariencia, suelen ser cuadradas o rectangulares.

-- Aparecen envueltas con cinta adhesiva, normalmente de color oscuro o negro.

-- El tamaño: no hay un estándar, las medidas pueden oscilar entre los 20 centímetros y los 40 de longitud, por de 10 a 15 de ancho y 5 o 10 de fondo.

-- Métodos de anclaje: Las bombas lapa, según el documento, pueden estar adheridas al vehículo mediante cinta adhesiva, imanes, bridas de plástico, cuerdas o colocadas entre los elementos del coche, como el bastidor, el colector o la dirección.

Lugares más comunes de colocación

Es del todo conveniente que cada uno conozca detalladamente los bajos del vehículo que utiliza habitualmente”, recomienda el informe. A continuación, detalla las partes más comunes donde se sitúan las bombas lapa.

Son los siguientes: Bajos del vehículo. Pasos de ruedas. Huecos en los bajos. Debajo de los asientos del conductor (fuera o dentro). Maletero. Motor. Reposacabezas (“muy improbable”).

Método de búsqueda

La esencia de la detección de bombas lapa es, según el documento, “ver sin tener que buscar”. A continuación, describe la forma ideal de aproximarse al vehículo:

-- “Si tenemos el coche a 10 metros del portal, nos alejaremos hasta los 25 o 30 metros y pasaremos esa distancia desde la zona frontal a la trasera. De esta forma conseguiremos ver el máximo de los bajos del coche”.

-- “En la aproximación, controlamos los dos pasos de rueda de un lado y los del otro, así como las cerraduras y puertas”.

-- La observación lateral facilita “la visión de la anchura del vehículo”, que habrá que realizar “con un paseo lateral bajando la vista hasta la altura de la cintura”.

Estas instrucciones vienen acompañadas de un esquema en el que se detalla de forma precisa este protocolo. Además, se ofrece un análisis de cinco atentados reales, con croquis explicativos sobre los lugares en los que estaban situadas las bombas y los daños causados.

Levantar el vehículo

Una de las principales recomendaciones que se desprenden de este informe es la necesidad de levantar el coche para conocer su fisonomía.

-- “Se han podido observar hasta 8 zonas diferentes en el mismo vehículo (puede cambiar el número y la situación de estos lugares dependiendo de cada modelo) de los lugares de posible colocación. Sería idóneo levantar cada vehículo y conocer todos los huecos de sus bajos”.

-- “Si bien, para la revisión, estas zonas son complicadas de explorar, en estas circunstancias hay que considerar el empleo de un espejo de revisión personal, ya que con éste se podrán observar estos emplazamientos.

-- Si el vehículo no ha sido “estudiado/levantado” o incluso que la posible víctima no realice revisión alguna, lo lógico y normal será que coloquen el artefacto sobre la superficie lisa del vehículo mediante anclaje, como se observa en las fotografías”.

Protocolo tras la detección:

Estas son las pautas a seguir cuando se detecta una bomba lapa en los bajos del vehículo:

-- Nunca tratar de desprenderla ni moverla.

-- Mantener todo en la misma posición.

 -- Si el vehículo está cerrado, no abrirlo bajo ningún concepto.

-- Si el vehículo está abierto, no cerrarlo bajo ningún concepto.

-- No intentar recuperar/sacar nada de dentro.

-- Alejarse como mínimo 50 metros, impedir el acercamiento o paso a otras personas y avisar.

-- Tener en cuenta que cualquier movimiento puede accionar la bomba (hasta el paso de un camión o autobús a una velocidad de 50/60 km por hora).

-- No tocar ni mover nada relacionado con el vehículo.

-- Comunicar al centro de coordinación y activar el protocolo de actuación.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··