Miércoles 13/12/2017. Actualizado 13:45h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

La coordinadora federal tapó las conclusiones

Informe de IU sobre el fracaso del pacto con Podemos: la culpa es de Pablo Iglesias

Dirigentes del partido le acusan de: 1) No querer hacer un programa conjunto. 2) Desmovilizar al electorado con sus alabanzas a Zapatero. 3) Y por declararse socialdemócrata

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

En Izquierda Unida ya han hecho el análisis en profundidad sobre las causas del fracaso electoral de su coalición con Podemos. Los resultados del 26-J no fueron, ni mucho menos, los esperados por la coordinadora federal del partido, y sus principales dirigentes coinciden en señalar un culpable: Pablo Iglesias.

Alberto Garzón, PAblo Iglesias e Íñigo Errejón. Alberto Garzón y Pablo Iglesias. Álvaro García Fuentes (@algafu)

El pasado 16 de junio, Alberto Garzón fue ratificado como coordinador federal de IU, tras la celebración de la primera Asamblea Político Social después de las elecciones del 26 de junio.

El cónclave, convocado principalmente para fortalecer al actual líder del partido, cuestionado tras el fracaso electoral de Unidos Podemos, sirvió también para debatir y analizar las causas de ese fiasco en las urnas.

Pablo Iglesias, principal culpable

El análisis se realizó en los seis grupos de debate que se articularon en torno a la Asamblea. Y en todos ellos se lanzaron críticas a la estrategia de los impulsores de la coalición con Podemos. Y también, en concreto, a la figura de Pablo Iglesias.

Fuentes de IU a las que ha tenido acceso El Confidencial Digital cuentan que durante las discusiones hubo unanimidad a la hora de definir el acuerdo con Podemos como “tardío”, circunstancia que provocó que “no hubiera tiempo suficiente para preparar una campaña conjunta y eficaz”.

Dirigentes de IU explican que, durante la Asamblea, hubo también críticas al hecho de que no se elaborara un programa conjunto para las elecciones. “Cada uno fuimos con nuestros proyectos e ideas propias, lo que provocó una fuerte disparidad y una gran incoherencia durante toda la campaña electoral, algo que nos perjudicó claramente.

Pero, si alguien fue “incoherente” durante la campaña, es fue Pablo Iglesias,  se concluyó. “Pasó, de reivindicar la izquierda de Julio Anguita a definirse socialdemócrata. Y encima, por el camino, llenó de alabanzas a Zapatero, a quien antes criticaba por la reforma del artículo 135 de la Constitución”. Un doble discurso que desmovilizó a los votantes de IU, dicen las fuentes de IU.

Estos fallos de comunicación con Podemos provocaron que en la Asamblea pidieran a Garzón que, para mantener el acuerdo electoral de cara a la legislatura, exigiera llevar él en el Congreso la defensa del programa económico de IU. Y también tener visibilidad, para lo cual debería exigir ser portavoz adjunto del grupo parlamentario, algo que Pablo Iglesias ha aceptado.

Garzón tapó las críticas a Podemos...

Las críticas a la estrategia de la coalición y al propio Pablo Iglesias fueron generales en los seis grupos de debate, y así quedó anotado escrito. Sin embargo, para elaborar el resumen final de lo tratado, Garzón consiguió que los portavoces de cada uno de los grupos pasaran de puntillas a la hora de resumir qué se había dicho sobre los errores durante la campaña

Según las fuentes consultadas, los delegados de los grupos “se centraron en recordar los datos electorales cosechados por circunscripciones y no desarrollaron las causas de ese fiasco, sin tampoco extenderse en lo que se había dicho y redactado”.

Ese comportamiento indignó a más de uno de los dirigentes de IU, que acusa a Garzón de “inventarse” la creación de los seis grupos de debate para al final controlar las conclusiones.

… y amenazó a los que boicotearon la coalición

El coordinador federal, por su parte, se centró en defender la continuidad de la coalición y en criticar a los que no la habían defendido.

Fue entonces cuando anunció la expulsión del partido del líder de IU en Melilla, Rosendo Quero, por haber pedido el voto al PSOE en las pasadas elecciones. Y amenazó con sanciones de ese tipo a los miembros del partido que boicotearon el voto a Unidos Podemos.

La actitud de Garzón, tapando las críticas a Pablo Iglesias y amenazando a los contrarios al proyecto de Unidos Podemos, indignó a muchos de los presentes. Tanto, que el coordinador federal no fue ratificado en bloque: hasta 31 cargos del partido optaron por la abstención en la votación final de la Asamblea.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··