Lunes 20/11/2017. Actualizado 08:58h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Informe restringido. Batasuna hace un balance ‘catastrofista’ de sus 30 años de actividad: “ahora no existimos”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Herri Batasuna celebró en abril su 30 aniversario. En 1978, y por iniciativa de Telesforo Monzón, varias formaciones políticas decidieron agruparse y fundar HB en Alsasua (Navarra). La organización ‘abertzale’ ha hecho balance de estas tres décadas de existencia y ha llegado a conclusiones ‘catastrofistas’.

A través de una revista a color, con fotografías inéditas y redactada íntegramente en euskera, Herri Batasuna repasa su corta aunque intensa historia. Bajo el título ‘1978-2008. 30 años… hasta la libertad’, la formación hace un repaso al “trabajo y la lucha” de todos estos años, con referencias históricas.

La conclusión a la que llegan es que Batasuna ha pasado de ser el partido de los trabajadores y de la paz, a ver como sus principales dirigentes ingresan en prisión acusados de formar parte o cooperar con la organización terrorista ETA.

Estos son los principales asuntos que se analizan en este informe de 64 páginas y que ha sido difundida entre las bases ‘abertzales’:

-- En sus inicios, Herri Batasuna se identificó como el partido de los trabajadores. Su principal misión era ser la formación política ‘popular’ que luchara por “la libertad del País Vasco Sur” (así es como denominan en este documento a Guipúzcoa, Vizcaya, Álava y Navarra”. Sus objetivos se podían resumir en dos: la lucha por la independencia y la defensa de los derechos de los trabajadores.

-- Encuadrado dentro de esa misión, HB se opuso tanto a la aprobación de la Constitución como del estatuto de autonomía de 1979, conocido como el ‘estatuto de Gernika’. En él, y de acuerdo con la Disposición Transitoria Segunda de la Constitución, el País Vasco era considerado ‘Comunidad Histórica’ y podía acceder a la autonomía plena prevista en el artículo 151 de la misma. La independencia, para HB, no admitía ni condiciones ni posibilidades.

-- Unos meses antes, se celebraron las primeras elecciones generales tras la dictadura. Era 1979 y la coalición ‘abertzale’ obtuvo 170.000 votos (el 13% de los votantes lo hicieron por HB) y se situó como la cuarta fuerza en Navarra, consiguiendo un diputado general.

-- En la década de los 80, tal y como se recoge en este documento distribuido entre las bases ‘abertzales’, Herri Batasuna llegó a convocar manifestaciones a las que asistían hasta 300.000 personas. La coalición organizaba conciertos y actos con afluencia masiva. Incluso, en las elecciones europeas de 1987, Herri Batasuna consiguió 367.000 votos en toda España (251.000 votos en el País Vasco y Navarra) lo que dio un escaño en el Parlamento Europeo a su cabeza de lista, Txema Montero.

-- En enero de 1988, se firmó el ‘Acuerdo para la Normalización y Pacificación de Euskadi’, conocido como el ‘Pacto de Ajuria Enea’. Los ‘abertzales’ explican en este documento interno que la firma supuso el inicio de su debilitamiento como partido político con una progresiva pérdida de apoyo popular.

-- En torno a los años 90, y pese a que la razón esgrimida por HB entonces era la defensa de la democracia y la paz frente a un “Estado español represor”, se comenzó a acusar con mayor fuerza a los ‘abertzales’ de colaborar con la banda terrorista ETA. El asesinato de Miguel Ángel Blanco y el apoyo directo de Herri Batasuna, explican, fue la gota que colmó el vaso: para la ciudadanía, hablar de HB era sinónimo de ETA.

-- En septiembre de 1998, Herri Batasuna suscribió el ‘Pacto de Estella’, acuerdo firmado por todos los partidos nacionalistas para buscar la soberanía de Euskadi y el cese del terrorismo. En ese momento, HB se convirtió en Euskal Herritarrok (EH). La ruptura de la tregua en 2000 por parte de ETA y la no condena del asesinato por parte de los ‘abertzales’ provocaron la disolución del Pacto de Estella.

-- Es en este momento, año 2000, surge Batasuna. Los principios de la formación heredera de HB, apuntan, eran los de establecerse como una formación que promulgase el nacimiento de una nación de manera pacífica.

-- El informe concluye que en la actualidad, y tras las sucesivas ilegalizaciones, los dirigentes de Herri Batasuna o de sus siglas herederas han sido acusados de colaboración con ETA (Arnaldo Otegi, Juan María Olano, Joseba Álvarez, Pernando Barrena) y que se han multiplicado los registros a las sedes de la formación.

-- Por último, los actos organizados por HB o sus sucesores son reprimidos con violencia por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

No obstante, en el informe distribuido entre sus simpatizantes, Batasuna es optimista: “Dentro de nuestros objetivos políticos está ser cabezones, como buenos vascos; toreros, ya que muchas veces hemos tenido que coger al toro por los cuernos, otras veces hemos tenido que ser hábiles en lidiar ataques y otras veces hemos recibido cornadas muy hirientes. Pero con mucha dignidad, nos consideramos cabezones y toreros, porque sino no estaríamos en las puertas de los cambios políticos, sino Euskal Herria no estaría viva, y sobre todo no estaría vivo el proyecto de independencia y socialismo”.

“30 años para un pueblo esta claro que nos son nada, pero lo que es alucinante es lo que se ha hecho en esos 30 años gracias a HB”, explican. Y sentencian el documento con la frase “Euskal Herria merece luchar”.

Vea a continuación la revista que distribuyó Batasuna entre sus simpatizantes haciendo balance de estos 30 años de actividad: Trigésimo aniversario de HB.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·