Lunes 11/12/2017. Actualizado 18:51h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Monedero se ha alineado con el secretario general

Errejón da el paso: disputará a Pablo Iglesias el liderazgo de Podemos

Ha enviado emisarios por toda España para conseguir los apoyos necesarios. La batalla por Madrid será decisiva

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Lo que todo el mundo daba como posible, se ha producido. Íñigo Errejón ha dado el paso y va a disputar a Pablo Iglesias el liderazgo de Podemos. La estrategia desplegada por el secretario general desde principios de año y las purgas de la ejecutiva nacional han sido claves en su decisión.

Íñigo Errejón y Pablo Iglesias. Íñigo Errejón y Pablo Iglesias.

El pasado 8 de marzo, El Confidencial Digital adelantó en exclusiva la guerra desatada en la cúpula de Podemos, con Pablo Iglesias e Íñigo Errejón como protagonistas, a cuenta del veto del primero al PSOE. La información fue replicada por los periódicos y solo una semana después, el líder de Podemos cesaba a Sergio Pascual, número 3 del partido y principal apoyo de Errejón en la ejecutiva.

En los días posteriores, muchos esperaron una reacción del portavoz de Podemos en el Congreso. Sin embargo, éste prefirió desaparecer del foco mediático. Al cabo de unas semanas ofreció una rueda de prensa en la que aseguró que acataba la decisión de Iglesias reconociendo, eso sí, “discrepancias” entre ambos.

Desde entonces, ha existido una ‘guerra soterrada’ entre los dos dirigentes, de la que Pablo Iglesias ha sacado provecho. Primero, otorgando más poder orgánico a Izquierda Anticapitalista y después, una vez alcanzado el acuerdo electoral con IU (del que discrepaba Errejón), para desplazar a los diputados afines al número dos, tanto en las listas como después en el Congreso.

Errejón mueve ficha

Esas purgas, unidas a la pérdida de influencia dentro del partido y al mayor protagonismo de Izquierda Anticapitalista, provocaron que Errejón decidiera marcar aún más distancias con Iglesias antes del 26-J. Pero el cisma definitivo se ha producido tras esos comicios, cuando el secretario general descartó públicamente cualquier posible entendimiento con el PSOE.

A dicho anuncio le siguieron una serie de comentarios, a nivel interno, del propio Iglesias, en los que el líder de la formación morada dejaba clara su apuesta por unas nuevas elecciones. A pesar de que en las últimas semanas ha modificado su discurso, tendiendo la mano a Sánchez, Errejón tiene claro que todo forma parte de un guión para provocar unas terceras generales.

Por ese motivo, el actual portavoz de Podemos en el Congreso ha decidido mover ficha. Según explican a El Confidencial Digital dirigentes próximos al propio Errejón, en las últimas semanas ha movilizado a sus colaboradores más estrechos para que recaben apoyos en las diferentes federaciones del partido por toda España.

Errejón va a dar la batalla por el liderazgo del partido. Se ha propuesto movilizar a sus afines y ganarse a los represaliados por el propio Iglesias. En ese grupo, se encuentran los integrantes de las ejecutivas de País Vasco y Galicia cesados desde Madrid, y también aquellos que han terminado desplazados en Cataluña y en Comunidad Valenciana. En estas dos regiones, además, ha intensificado los contactos con Ada Colau y Mónica Oltra, que apuestan por su figura frente a Pablo Iglesias.

Además, el actual número dos del partido también ha estado al tanto, y ha apoyado, los movimientos de Sergio Pascual por sumar a Podemos a ex dirigentes del Partido Andalucista, con el objetivo de debilitar así el liderazgo de Teresa Rodríguez y de Izquierda Anticapitalista en Andalucía.

Batalla decisiva en Madrid

Los movimientos realizados por Errejón en distintas regiones le están sirviendo para testar los apoyos que tiene a nivel nacional. No obstante, es consciente de que la primera gran batalla por el liderazgo de Podemos se disputa en Madrid, por el control de la federación del partido en la capital.

La disolución del Consejo Ciudadano de Podemos en la Comunidad de Madrid, dirigido por Luis Alegre, uno de los principales apoyos de Pablo Iglesias, ha “dado alas” a Errejón y a sus afines, que aspiran a hacerse con la federación más fuerte de todo el país.

Desde el partido se reconoce que la candidatura impulsada por Tania Sánchez y Rita Maestre es “totalmente errejonista”, y cuenta con el apoyo de José Manuel López, actual líder del partido en la Asamblea de Madrid. Junto a ellos están también Clara Serra y Hugo Martínez Abarca, muy próximos también a Errejón.

Cargos de Podemos muy próximos a esta candidatura explican que, de imponerse en las primarias del próximo mes de noviembre, “será el principio del fin para Pablo Iglesias”. El secretario general, aseguran, apenas controla las principales federaciones y si pierde su poder en Madrid quedará “muy tocado”.

Consciente de ello, el secretario general se ha desmarcado públicamente de esta plataforma asegurando que surgirían “candidaturas mejores” en los próximos días. Una reacción que tuvo respuesta por parte de Íñigo Errejón, que pidió que los dirigentes nacionales se quedaran al margen de un proceso en el que debe elegir la militancia.

Iglesias no las tiene todas consigo

El propio Iglesias, de hecho, ha dado síntomas de no tenerlas todas consigo de cara a esas primarias. Desde el momento en el que Luis Alegre le transmitió su deseo de echarse a un lado, todas las decisiones tomadas por el secretario general han ido encaminadas a intentar frenar los posibles daños de una derrota en la votación.

Así, en primer lugar, pactó con Alegre que la asamblea para elegir la nueva ejecutiva se celebre del 5 al 9 de noviembre. De esta forma, se asegura que no llegarán voces críticas desde la federación de Madrid a finales de octubre si se niega a un pacto con Pedro Sánchez para evitar nuevas elecciones, algo que ya está reivindicando el sector errejonista.

Además, ha impulsado y apoyado la candidatura de Ramón Espinar como sucesor de Luis Alegre. El senador es también una persona de su máxima persona y le ofrece la posibilidad de seguir controlando la federación de Madrid.

Al portavoz de Podemos en la Cámara Alta le ha ofrecido todo el apoyo en las redes sociales y los soportes de difusión del partido. Además, cargos oficialistas de Podemos ya se han pronunciado públicamente a favor de Espinar. También lo ha hecho Juan Carlos Monedero, que en la guerra entre Errejón e Iglesias se ha alineado con este último y está apoyando activamente al candidato del aparato.

Toda una ofensiva que persigue un único objetivo: evitar la pérdida de la federación de Madrid para intentar abortar cualquier intento de Íñigo Errejón por hacerse con la dirección del partido a nivel nacional.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··