Martes 24/10/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Por su intervención durante el día del referéndum

Investigación interna en la Guardia Civil a los agentes de paisano que cargaron con porras en Calella

Están siendo requeridos para que expliquen todo lo ocurrido esa noche. Vea las imágenes del altercado.

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Guardia Civil de paisano portando una porra extensible. Youtube. Guardia Civil de paisano portando una porra extensible. Youtube.

Si bien la Guardia Civil y Policía Nacional han mostrado, una vez más, una enorme profesionalidad durante el difícil dispositivo desplegado durante el 1-O, existen incidentes aislados como en la localidad barcelonesa de Calella que están siendo investigados por la propia Benemérita.

“No están siendo recogidas oficialmente bajo papel, pero guardias civiles que ahora están en Calella han sido requeridos en una reunión para que expliquen todo lo que ha pasado durante su intervención” el día del referéndum, cuentan a El Confidencial Digital fuentes que están en contacto con el refuerzo de la Benemérita enviado a este municipio barcelonés.

Estas entrevistas individuales suponen una toma de declaraciones a los guardias civiles destinados en Calella, los cuales ya habrían tratado de conseguir asesoramiento jurídico, ante la actitud de sus mandos de requerirles información para el estudio de posibles sanciones contra ellos por su actuación.

Desde diferentes oficinas de prensa de la Guardia Civil aseguran desconocer dicha información. La oficina de comunicación de la Guardia Civil en Cataluña no tiene constancia de tales investigaciones internas a los agentes. Por su parte, la Oficina de Relaciones Informativas y Sociales (ORIS) de la Benemérita, un estamento superior al anteriormente citado, añade de forma escueta que es imposible que tales hechos sucedieran, ya que no tienen constancia de problemas durante las intervenciones policiales en la localidad barcelonesa, haciendo caso omiso a los vídeos publicados que circulan por la red.

¿Qué pasó?

Los sucesos que están siendo investigados se ciernen a la noche del pasado domingo 1 de octubre, día del referéndum. Pasada la jornada de la votación ilegal, sobre las 23 horas se produjo una concentración de medio centenar de personas en frente del 'Hotel Vila de Calella', donde se alojaban los guardias civiles.

Según vídeos existentes filmados, muchos de ellos desde los balcones, guardias civiles de paisano habrían cargado contra los manifestantes reunidos en las cercanías del hotel donde la Benemérita estaba hospedada. Las imágenes filmadas muestran cómo guardias de incognito portan porras extensibles y las usan contra viandantes en las calles cercanas a la concentración convocada en frente del hotel. Asimismo, en las grabaciones se aprecia cómo un guardia civil exige a aquellos que les recriminan su actuación desde los balcones, que bajen a la calle para decírselo a la cara.

A esto, se suman acusaciones contra los guardias civiles presentes en el interior del hotel que supuestamente habrían escupido a los manifestantes desde los balcones, algo difícil de verificar a partir de las grabaciones. Todo lo sucedido en Calella durante la noche después del referéndum fue utilizado por la alcaldesa independentista Montserrat Candini, del PDeCAT, para tratar de expulsar a la Guardia Civil y a la Policía Nacional de Calella.

Amenazas al hotel

En efecto, y es que, de no ser por la intervención del Ministerio del Interior el pasado martes, diversos ayuntamientos independentistas –entre ellos Calella- estaban amenazando a los hoteles para forzarles a no hospedar a los agentes de ambos cuerpos armados de ámbito nacional. En concreto, el ayuntamiento que lidera Montserrat Candini habría amenazado a la dirección del 'Hotel Vila de Calella' con paralizarles el expediente de una licencia de reforma total, si el propietario no accedía a las demandas del consistorio sobre expulsión de los agentes del hotel.  

Finalmente, el gobierno de Mariano Rajoy ha intervenido para evitar esta expulsión de los agentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, asegurando el ministro del Interior Juan Ignacio Zoido que se van a “tomar todas las medidas que sean necesarias para frenar estos actos de asedio a la Policía Nacional y a la Guardia Civil con el objetivo de seguir cumpliendo con nuestro garantista Estado de derecho”.

Asimismo, estas coacciones a los hoteles estarían siendo ahora mismo investigadas por la Fiscalía de Barcelona por amenazas y delitos de odio a raíz de las posibles presiones políticas para lograr la expulsión de los agentes de la Guardia Civil y la Policía Nacional de los hoteles de Calella y Pineda de Mar. 

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·