Lunes 18/12/2017. Actualizado 01:04h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

“Está hecho al 99%”: La opción de Joan Laporta es Reagrupament, donde tiene todas las oportunidades para ser líder absoluto

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Joan Laporta se prepara para dar el salto a la política catalana cuando abandone la presidencia del Barcelona. En el club culé se ha asegurado el continuismo y ha mantenido dos reuniones con Joan Carretero para encabezar la lista de las elecciones autonómicas por Reagrupament.

Según fuentes del entorno de Joan Laporta consultadas por El Confidencial Digital, el presidente azulgrana mantuvo una reunión antes de la Navidad y otra durante esas fechas con el líder de Reagrupament, Joan Carretero. El objetivo de dichas reuniones era negociar la incorporación de Laporta a la plataforma independentista, incorporación que, según las fuentes consultadas, es algo que “está hecho al 99%”.

Las reuniones tuvieron lugar en el despacho barcelonés de Joan Laporta. Este dato tiene su importancia en tanto que Joan Carretero, antiguo conseller con Pasqual Maragall y líder de la escisión de Esquerra Republicana que desembocó en Reagrupament, es hombre que no acostumbra a abandonar su lugar de residencia habitual, Puigcerdà, a hora y media de la capital catalana.

El carácter esquivo y decididamente poco mediático de Carretero tiene su consecuencia en el desinterés que siempre ha mostrado por la política activa: él no quiere ocupar un puesto destacado sino que le basta con ostentar el liderazgo de la plataforma en materia de pensamiento e inspiración. De ahí que este partido, de carácter transversal, con un eje programático muy claro –la independencia de Cataluña- y rasgos de movimiento de masas, haya buscado tener una figura de liderazgo en Joan Laporta.

 A Laporta, según explican desde su entorno a este diario, le conviene no topar con los impedimentos que se encontraría en partidos con tradiciones más consolidadas, como CiU o ERC, con quienes también coqueteó en su día. Reagrupament, por tanto, puede ser la plataforma ideal sobre la que alzarse.

El escollo que Laporta quiere salvar es someterse a la asamblea de Reagrupament. Si esto no se supera en las negociaciones, fuentes políticas indican a ECD que lanzaría su propia plataforma para después coaligarse electoralmente con Reagrupament, aunque aquí habría amenaza de fragmentación del voto independentista.

Para implicarse con Reagrupament, Laporta tenía un calendario marcado por la urgencia. Necesitaba asegurarse la continuidad de Pep Guardiola en el banquillo blaugrana –a Laporta se le escapó en un lapsus el deseo de tenerlo cerrado antes de Semana Santa, cosa que no pasó desapercibida a los conocedores de sus intenciones- y luego convocar elecciones en el club para, como tarde, mayo o junio.

En las elecciones del Barça, Laporta busca el continuismo apoyando a Alfons Godall como presidente y al economista Xavier Sala i Martín como vicepresidente, frente a la candidatura –más sólida- de un Sandro Rosell de catalanismo menos activista, que cuenta con apoyos mediáticos dentro del Grupo Godó y con no pocas adhesiones en Convergència. La candidatura laportista de Godall y Sala i Martín previsiblemente tendrá que dar una de sus vicepresidencias al futuro candidato Jaume Ferrer i Graupera, apoyado por “el pinyol” de Convergència, es decir, la familia Pujol.

Hay un dato que avala la estrecha relación de Laporta con Reagrupament. La plataforma independentista anunció en fechas recientes algo atípico en sus costumbres: el fichaje de los asesores de comunicación andorranos Segarra i Terès, famosos por haber trabajado para Barack Obama en cuestiones puntuales. Conocedores de Reagrupament insisten en la extrañeza de que la plataforma contratara a expertos en comunicación. Una vez esto se hizo público, se ha desvelado el secreto de que, por las mismas fechas en que Reagrupament firmaba con los asesores de comunicación, la candidatura de Alfons Godall hacía lo propio. Y ha molestado mucho que se supiera pues era algo que se llevaba con gran discreción. Así pues, al partido de Laporta y al continuismo laportista en el Barcelona, les apoyan los mismos estrategas de comunicación, que empezaron a trabajar para ambos clientes en el mismo momento.

Fue, con todo, el propio Laporta quien, en días pasados, al afirmar “yo ya estoy reagrupado” (jo ja estic reagrupat), sembró la incertidumbre, incertidumbre alimentada por los apuntes de blog del periodista Salvador Sostres, amigo tanto de Laporta como de Carretero, que ha comenzado a dar por hecho la alianza.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··