Miércoles 17/01/2018. Actualizado 17:59h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

José Bono está indignado con su sucesor: Barreda no respetó su “principal deseo”; se ha rodeado sólo de paisanos; escurrió el bulto en Caja Castilla-La Mancha

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Las encuestas son muy desfavorables para el PSOE de Castilla La Mancha y comienzan a aflorar tensiones internas entre el presidente Barreda, el ex–presidente Bono y su delfín, el alcalde de Toledo, Emiliano García-Page.

Fuentes políticas manchegas consultadas por El Confidencial Digital han constatado el malestar que existe en el entorno de José Bono con su sucesor en la presidencia de la Junta de Comunidades de Castilla La Mancha, José María Barreda. El mencionado malestar llega a tal punto que algunas voces afirman que Bono está impulsando la promoción interna de Emiliano –“Emi”- García-Page, alcalde de Toledo pese a tener la segunda lista más votada.  

El único favor que Bono pidió a Barreda, tras dejarle claro que no se iba por gusto al Ministerio de Defensa, fue que mantuviera a “Emi” como vicepresidente y portavoz parlamentario. Barreda, siguiendo el consejo de los que le recomendaban ejercer su propio liderato, mantuvo a García-Page un tiempo pero finalmente lo apartó de sus cargos en Junta y grupo parlamentario regional.  

El perfil de García-Page, alcalde de Toledo, es el de alguien criado políticamente en la escuela de Bono, con quien comparte un mismo estilo de actuación. De García-Page se destacan su finísima inteligencia política y su ambición, así como su habilidad a la hora de aglutinar voluntades.  

Desde el entorno de Bono se critica, en cambio, que Barreda no logre hacer equipo de la misma manera, y citan como botón de muestra que se ha rodeado de siete personas de Ciudad Real, su provincia natal, despertando numerosas suspicacias en bastiones tradicionalmente obedientes a Bono como Albacete y Toledo.  

Si bien García-Page y Barreda buscan aparentar normalidad, “Emi” y Barreda están muy distanciados y algunos dan por hecho que el alcalde de Toledo figurará algún día como sucesor de Barreda, en tanto que las encuestas son muy negativas para el actual presidente de la Junta: el PP le saca ocho puntos, según los sondeos que manejan los ‘populares’.  

Desde el entorno de José Bono se afirma que Barreda es partidario de retirar el Estatuto de Castilla La Mancha, actualmente en el Congreso, y devolverlo a la asamblea manchega. Sin embargo, se añade, esta cuestión no creen que afecte electoralmente a actual presidente.  

Sí se considera, en cambio, que Barreda puede verse tocado por haberse “puesto de perfil” en torno a la intervención en Caja Castilla La Mancha, y se resalta el mal paso de haber intentado hacer creer que la caja no estaba politizada. Existe el temor de que, tras producirse una fusión, la caja pierda sucursales en La Mancha o deje de operar con el mismo nombre.  

Pese a todo, se están guardando las formas. Fuentes del socialismo manchego confirman a ECD que Barreda y Bono siguen hablando por teléfono con cierta frecuencia.  

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··