Domingo 21/01/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Para recuperar el ‘afecto’ de los votantes, perdido por el ‘caso Bárcenas’ y la corrupción

Líderes del PP plantean una regeneración total del partido en 2015 con el cese de la actual dirección al completo

Debería encabezarla Rajoy y ponerla en marcha en vísperas de las elecciones generales

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Líderes nacionales del PP, incluidos algunos miembros del Gobierno, consideran que el principal desgaste que está sufriendo el partido, y que pone incluso en riesgo la victoria electoral en 2015 y por tanto la continuidad en La Moncloa, proviene sobre todo del 'caso Bárcenas' y de las acusaciones de corrupción. Y han empezado a proponer una solución a ese problema.

Mariano Rajoy, en un Comité Ejecutivo Nacional junto a Cospedal y Arenas. Mariano Rajoy, en un Comité Ejecutivo Nacional junto a Cospedal y Arenas.

Estos dirigentes, con los que ha hablado El Confidencial Digital, insisten en el enorme coste político y electoral que está suponiendo al caso del ex tesorero, que sobre todo provoca la desafección de los propios votantes del Partido Popular. “Ha dejado de querernos nuestra gente”, comentan.

Una muestra de ello es que no pocos dirigentes sufren, cuando asisten a lugares públicos, muestras expresas de rechazo, e incluso insultos personales. Lo que les preocupa principalmente es que esas expresiones de repulsa proceden también de ciudadanos que sociológicamente son votantes del PP. Incluso en muchos casos las escuchan directamente de esas personas. Es una situación que se repite con frecuencia.

Cortar la sangría

El rechazo de los votantes propios se está traduciendo en que un alto porcentaje dicen en estos momentos que no piensa volver a votar a los candidatos del PP, y que se quedarán en casa cuando se convoquen las próximas elecciones.

En otros casos, esos sectores defraudados están tomando como alternativa la opción de votar a UPyD, el partido de Rosa Díez, o también a Ciudadanos, el movimiento de Albert Rivera, ahora en un proceso de ubicación, no sólo en Cataluña, sino en toda España.

Un regeneración profunda

Según estos dirigentes nacionales del PP contactados por ECD, la única manera de corregir esa tendencia desmovilizadora y tan peligrosa es proceder a un proceso de regeneración profunda en el partido.

Una regeneración tan a fondo -explican- que incluya la salida, por cese, de toda la actual dirección del partido, empezando por la secretaria general, María Dolores de Cospedal, los vicesecretarios generales y toda la cúpula.

Además del impacto clarificador que produciría, la conveniencia de apartar a todos los dirigentes se justifica, entre otras cosas, con el argumento de que echar a unos pocos significaría señalar a esos como corruptos y culpables.

Como la ‘operación Fraga’

Una operación tan radical como la sustitución de la cúpula al completo del PP se equipara a lo que en su día hizo el fundador del partido, Manuel Fraga, cuando constató que el 'experimento' Hernández Mancha había sido un fracaso.

En ese momento, Fraga asumió de nuevo la presidencia de Alianza Popular, no para quedarse sino para regenerar el partido. Prescindió de la mayoría de los viejos dirigentes y echó mano de un grupo de personas jóvenes, entre los que el más veterano era Rodrigo Rato, que estaba en los cuarenta años, con José María Aznar al frente. Y a partir de ahí ganaron las elecciones.

Liderado por Mariano Rajoy

La propuesta de estos dirigentes es que, a semejanza de lo que entonces hizo Fraga, el proceso de regeneración tiene que ser liderado por el propio Mariano Rajoy.

El momento para ponerlo en marcha debería ser 2015, una vez celebradas las elecciones locales y municipales de mayo, y antes de las elecciones generales de ese año. Ese cambio borraría la actuales desafección y, sobre todo, movilizaría al electorado de cara a esos comicios tan decisivos.

Se trataría de buscar para la dirección a personas nuevas, una nueva generación de dirigentes, con nombres, por ejemplo, como Alfonso Alonso, portavoz del PP en el Congreso, Arantza Quiroga, etc.

Los dirigentes consultados sostienen que en el partido hay muchas personas "jóvenes y suficientemente preparadas" para formar la renovada dirección en 2015.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·