Viernes 20/10/2017. Actualizado 14:06h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Tres meses después del terremoto de Lorca, los guardias civiles seguirán viviendo en barracones prefabricados. Interior no tiene dinero para reparar los cuarteles

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Hace un mes que se iniciaron las obras de reconstrucción y rehabilitación de los cuarteles de la Guardia Civil afectados por el terremoto del 11 de mayo en Lorca. La falta de recursos económicos ha llevado a la dirección general a tomar una decisión que no ha gustado: instalar habitáculos prefabricados.

Según ha podido saber El Confidencial Digital, la Guardia Civil ha ordenado el envío a Murcia de varios barracones prefabricados para alojar a los agentes que no pueden trabajar en las instalaciones afectadas por el seísmo. Se trata de habitáculos, con tabiques de material, que están a punto de ser instalados en las casas cuartel murcianas.

Los dos cuarteles afectados por el terremoto son los de Lorca y Totana. En el primero, un gran edificio que tiene corrosión en el hormigón armado, se encuentran localizados las especialidades propias a nivel operativo de seguridad ciudadana, tráfico, intervención de armas, SEPRONA y mando de la compañía, para la planificación y ejecución de los servicios de toda la comarca.

En Totana, por su parte, se alojan, se alojan los servicios de seguridad ciudadana y policía judicial. Los daños en el cuartel fueron menores: agrietamiento y deslizamiento de la cubierta.

Hasta el momento, las diferentes unidades han estado reubicadas en inmuebles que ha dispuesto el ayuntamiento de Lorca. Ahora, como decimos, quienes no puedan regresar a su cuartel se instalarán en estos módulos prefabricados.

Las obras de reconstrucción y rehabilitación de los cuarteles murcianos dependen del Servicio de Acuartelamiento de la Guardia Civil. La reparación se valoró en 6 millones de euros.

Los módulos que se instalarán en Murcia provienen del colegio de guardias jóvenes de Valdemoro, según apuntan fuentes de la Guardia Civil. Concretamente, se dispusieron para que fueran utilizados como oficinas por las unidades que se vieron afectadas por una explosión en el edificio de los Tedax. Las fuentes consultadas aseguran que no llegaron a ‘habitarse’.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·