Viernes 25/05/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Pero no Valencia y La Coruña

Las alcaldías de Madrid, Sevilla y Cádiz están al alcance del PP gracias al ascenso de Ciudadanos

Los populares confían en recuperar ayuntamientos clave donde Albert Rivera quita votos sobre todo al PSOE. También Alicante y Zaragoza están a tiro

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La debacle del PP en Cataluña tiene, a juicio de la dirección nacional del partido, un principal culpable: Ciudadanos. El crecimiento de la formación naranja, que apeló al “voto útil” para derrocar al independentismo, dejó a los populares en tan solo cuatro escaños. No obstante, en Génova calculan que el previsible ascenso de C’s en toda España puede beneficiarles en las municipales y que recuperarán alcaldías importantes.


El PP de Rajoy puede beneficiarse del ascenso de C´s en las municipales. El PP de Rajoy puede beneficiarse del ascenso de C´s en las municipales.

Desde las elecciones del 21-D, no han parado de publicarse encuestas que apuntan a un fuerte incremento de la intención de voto a Ciudadanos de cara a las nuevas citas con las urnas previstas para 2019: las municipales, las autonómicas y tal vez las generales.

Previsión de daños

Esos estudios demoscópicos han sido analizados por el PP para realizar una especie de “previsión de daños”.

Dirigentes nacionales bien situados en Génova, a los que ha tenido acceso El Confidencial Digital, reconocen que, de cara a unas elecciones generales, existe el riesgo de que el ascenso de Ciudadanos provoque un importante descenso de escaños en el PP, y que la suma de PSOE y  C’s pueda incluso permitir a Pedro Sánchez formar el Gobierno que la aritmética parlamentaria le impidió en marzo de 2016.

No obstante, en la ejecutiva de los populares se insiste en que el partido naranja, sobre todo en el último año, “ha adoptado nuestro discurso” y, por tanto, y pese al descenso de votos al PP, “se consolidará una mayoría en el bloque de centro-derecha”, con respecto a la izquierda, que “al menos sobre el papel debe inclinar la balanza a nuestro favor”. Un bloque que podría formar Gobierno.

Se recuperarán grandes ayuntamientos

De cara a las autonómicas, esa mayoría del bloque de centro-derecha será más compleja en regiones en las que el PP perdió el Gobierno en 2015, como Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana y Aragón.

Por el contrario, a nivel municipal, “el bloque PP-Ciudadanos se impondrá con claridad al formado por PSOE y Podemos”, según esas fuentes.

Y en este caso, y a diferencia de lo que podría pasar en unas generales, “Ciudadanos jamás apoyará a un PSOE que ha pactado con Podemos para gobernar o que, directamente, ha dado el gobierno municipal a las marcas blancas que presentó Pablo Iglesias en toda España”.

Así pues, en Génova dan por hecho que, gracias al ascenso de  C’s, que recibirá votos del PP pero también del PSOE, el partido podrá recuperar alcaldías de vital importancia estratégica que los populares perdieron por pactos de izquierda tras las elecciones de 2015.

Gobernar Madrid, más posible que nunca

En la dirección nacional del PP reconocen que volver a gobernar Madrid es una de las principales prioridades del partido, y que, gracias al escenario político previsto para los próximos dos años, el regreso a la alcaldía es “más posible que nunca”.

Las fuentes consultadas por ECD recuerdan que en 2015, el PP de Esperanza Aguirre ganó las elecciones, pero solo logró un concejal más que Manuela Carmena (21 a 20). El PSOE obtuvo 9 y Ciudadanos 7, por lo que la suma de los partidos de izquierda superó la barrera de la mayoría absoluta de 28 representantes en el pleno.

De cara a 2017, todas las encuestas sitúan al PSOE como cuarto partido en intención de voto. Ahora Madrid ha sufrido un leve retroceso, al igual que el PP, y Ciudadanos está en disposición de llegar a los 10 concejales. Así las cosas, en Génova dan por hecho que la suma PP-C’s logrará sin problemas la mayoría absoluta.

El partido está ahora en una situación difícil en el Ayuntamiento tras la dimisión de Aguirre, y sin embargo las encuestas no apuntan a un descenso brusco en la intención de voto. Además, “con una candidatura potente, lograremos mantener, o incluso superar, lo logrado en 2015”.

El preferido para liderar esa “candidatura potente” es Pablo Casado. Mariano Rajoy y Cristina Cifuentes le consideran la persona idónea para reconquistar Madrid, y el propio vicesecretario de Comunicación ha reconocido que aceptaría el reto porque ve opciones más que reales de recuperar la alcaldía. Su buena interlocución con Ciudadanos facilitaría el pacto necesario para su investidura.

Sevilla y Cádiz, muy cerca

Si en Madrid el ascenso de Ciudadanos es fruto no solo de un trasvase de votos del PP, sino también del PSOE, ese fenómeno afecta todavía más a los socialistas en dos grandes ciudades andaluzas: Sevilla y Cádiz. Ambas estuvieron gobernadas por los populares antes de las últimas municipales, y ahora Génova ve más que factible recuperarlas.

--En Sevilla gobierna desde 2015 el socialista Juan Espadas, que logró la alcaldía pese a no ser el candidato más votado. El hoy ministro del Interior y hasta entonces alcalde, Juan Ignacio Zoido, logró un concejal más que el PSOE (12 a 11), pero el pacto de izquierdas que con IU y Participa Sevilla ha permitido a los socialistas.

Para 2019, la previsión es que estas dos últimas candidaturas se fusionen para “salvar los muebles”, que el PSOE baje notablemente, y que un buen porcentaje de sus votantes se pasen a Ciudadanos, que podría sumar con el PP una mayoría que dejara sin la alcaldía al bloque izquierdista.

--En Cádiz fue el PSOE el que dio el gobierno municipal a Por Cádiz Sí Se Puede, la marca de Podemos en el municipio, liderada por José María González, “Kichi”. El candidato de la formación morada, el segundo más votado por detrás de la popular Teófila Martínez, se benefició de los 5 concejales de los socialistas, y los 2 de otra marca electoral populista, Ganar Cádiz, para lograr la alcaldía.

El escenario para las próximas municipales es totalmente diferente. Como en Sevilla, el PP calcula que las “dos marcas blancas de Podemos” se fusionarán para intentar contener una sangría de votos que también va a afectar al PSOE, y cuyo principal beneficiado será Ciudadanos, que superará ampliamente los 2 escaños logrados entonces. Los populares, por tanto, creen de nuevo en la suma PP-C’s para volver a gobernar.

Con posibilidades en Alicante y Zaragoza

Además de las tres ciudades ya mencionadas, donde el PP ve clara la opción de volver a las alcaldías, los dirigentes nacionales consultados por ECD señalan otras dos grandes localidades en las que el partido también tiene bastantes posibilidades de volver a gobernar. Son Alicante y Zaragoza.

--En Alicante, la suma de PP y Ciudadanos (14 concejales) se quedó en 2015 a tan solo uno para lograr la mayoría absoluta. El socialista Gabriel Echávarri aprovechó la oportunidad y formó un tripartito con Ganar Alicante (la marca de Podemos) y Compromís. Ese gobierno a tres, no obstante, se ha roto, y es evidente el desgaste del PSOE, con el alcalde imputado por corrupción. El PP no baja y Ciudadanos, crece, por lo que “las opciones son más que reales”.

--En Zaragoza, la distancia a la que quedaron PP y C’s (14 concejales) para lograr la mayoría absoluta en 2015 quedó en dos representantes para llegar a los 16 necesarios. En la capital maña gobierna desde entonces Zaragoza en Común con el apoyo de PSOE y la Chunta Aragonesista. En Génova pronostican un crecimiento de C’s, que superaría los 4 concejales de hace dos años, y un retroceso del PSOE que podría permitir un gobierno de centro-derecha.

C’s, “perjudicial” en Valencia y La Coruña

Si el crecimiento de Ciudadanos va a resultar “beneficioso” para el PP en las cinco ciudades anteriormente señaladas, principalmente porque el partido naranja también se nutre allí de votantes del PSOE, en otros dos grandes municipios antes gobernados por los populares la incidencia de  C’s va a ser perjudicial para sus intereses.

Las fuentes consultadas explican que en Valencia y en La Coruña, cuyas alcaldías perdieron tras las elecciones de 2015, “va a ser imposible volver al gobierno municipal porque Ciudadanos nos resta especialmente a nosotros”.

--En Valencia, hace dos años, el PP ganó las elecciones y obtuvo 10 concejales, por 6 de Ciudadanos. Ambos partidos se quedaron a uno de la mayoría absoluta, pero “el problema es que el crecimiento suyo es a costa nuestra”. Además, “Compromís no baja, y tanto el PSOE como Podemos se mantienen”.

--En La Coruña, Ciudadanos obtuvo 5.830 votos en 2015, que no le permitieron entrar en el Ayuntamiento pero que habrían sido fundamentales para el PP en su intento de formar gobierno, después del empate técnico con Marea Atlántica. Esa situación, pronostican en Génova, volverá a repetirse en 2019: si Ciudadanos consigue representante en el pleno será en detrimento del PP y resultará imposible conformar una mayoría alternativa a la izquierda.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··

Lectores El Confidencial Digital

DENUNCIAS DE LOS LECTORES

··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··